El año 2015 tiene las horas contadas, y con ello surge la esperanza de mejorar todo aquello que en este año no resultó. Esa energía abrumadora nos llena de expectativas. Se realizan los rituales necesarios para atraer abundancia, éxito y amor, se leen las influencias astrales para cada signo, parece que todo va a resultar esta vez, pero los días transcurren y la realidad pisotea nuestras expectativas, para que finalmente, esas promesas de "este año va a ser distinto" se esfumen a medida que se arrancan las hojas del calendario. 

Sin embargo, no quiero ver como gente con todas las capacidades ve su vida pasar ante ellos, igual que años anteriores e igual a los que vendrán si no hacen algo por cambiar.

¿Cuál es la fórmula mágica, entonces? 

No hay magia más grande que hacernos cargo de nosotros mismos, de pararnos una y otra vez a pesar de las circunstancias. No hay ritual más poderoso que creer en nosotros mismos, de ver nuestras fortalezas y sin necesidad de opacar a nadie, triunfar.

Quiero que mientras lees estas líneas pienses en ese viejo sueño empolvado y lo realices, en esa vieja herida y la cures, en aquel amigo o amiga que hace mucho no tienes noticias y lo llames.

Puede sonar simplista. Es que lo es, pero detrás de estos pequeños actos se esconde una enorme valentía. El mundo es de los valientes, sin duda alguien lo dijo antes que yo, y mejor.

Inspírate en quienes ya han triunfado.

Michael Jordan no fue escogido por el equipo de baloncesto de su escuela y Albert Einstein no habló hasta los cuatro años de edad, siendo tildado de "retrasado".

A Meryl Streep no le dieron el papel para King Kong "por ser fea". Ha sido nominada 18 veces a los premios de la Academia y ganado tres.

"The Beatles" fueron rechazados porque "su sonido no tenía futuro". Walt Disney fue despedido por "poca imaginación" y nadie quería publicar los libros de J.K Rowling porque "nadie quiere leer libros de magia".

¿Qué habría sido del mundo si algunos de esos personajes, y todos los demás que existen, se hubiesen rendido?

Los vencedores, perseveran.

No voy a decirte que el camino es fácil, no voy a decirte que todos te van a apoyar.

Vengo a decirte que sufrirás, que caerás, que fallarás, pero que valdrá la pena cuando te pongas de pie y sigas intentándolo.

Vengo a decirte que el próximo año es un excelente año para comenzar. 

Será tu año, todos los días que vienen, si así lo decides.

Te deseo el mejor año de tu vida!

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: