fotografía

Ríos de tinta corrieron sobre la forma en que fue concebida esta joven modelo ya que se publicó que Ángela Ermakova guardó el semen del tenista Boris Becker durante un encuentro sexual en un almacén de un restaurante. La noticia del nacimiento de esta niña puso punto y final del matrimonio de Boris con su esposa Bárbara que estaba embarazada de su segundo hijo.

fotografía

La niña fruto de esta relación espóradica y durante la cual Ángela guardó parte del semen y se autoinseminó, ha crecido y si bien de pequeña era idéntica a su padre, pelirroja y con la cara llena de pecas, en la actualidad es una hermosa joven muy solicitada en las pasarelas de moda. En el libro que escribió el tenista "Boris Beker´s Wimbledon" afirmó que se sentía triste y avergonzado de cómo fue concebida su hija Anna.   

fotografía

Si bien en un principio se negó a reconocer la paternidad no tuvo más remedio que aceptarlo ya que la niña era su vivo retrato. En la actualidad tienen una relación amigable tanto con su hija como con su madre y no duda en reconocer que ambas parte han hecho cosas de las que arrepentirse. Mientras Anna tiene un futuro que se augura brillante, para Boris no es lo mismo pues ha tenido problemas económicos teniendo que vender hasta algunos de sus trofeos y pertenencias declarándose en banca rota. No obstante, esto no ha impedido que pasen algunas vacaciones juntos y Boris ha manifestado que le gustaría pasar más tiempo con su hija Anna.

fotografía

fotografía

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: