La temporada se presenta larga e incierta. Los Ángeles Lakers es el equipo con más glamour del planeta y últimamente ha caído en una espiral de malas decisiones y resultados de la que va a ser difícil salir.

  EL PRIMER GOLPE:

  El primer revés que recibió la franquicia fue la renuncia del gurú a seguir entrenándoles. Eso hizo que la plantilla perdiera a su mayor referente y la persona que los mantenía en el Olimpo de la competitividad. Un entrenador así hace que su equipo dé un gran salto de calidad imprimiéndole ese gen ganador que pocas personas son capaces de transmitir.

Su sucesor en este aspecto es Kobe, un talento descomunal y tal vez uno de los mayores competidores que ha dado el deporte mundial. Su capacidad de liderazgo es abrumadora, y su gen competitivo infinito, pero carece de la magia que poseía Phil Jackson para conseguir involucrar a todo aquel que necesitara para hacer más fuerte su grupo. Kobe ha llegado a acercarse a ese nivel de magnetismo, pero su mayor virtud ( ese carácter ganador e insaciable ) hace que no sea capaz de utilizar la mano izquierda con la maestría con la que lo hacía el maestro Zen.

  

Un gran equipo

  EL SEGUNDO GOLPE:

El segundo gran revés que padeció la franquicia fue la muerte del gran creador de la gallina de los huevos de oro. El doctor Jerry Buss, él fue el gran visionario. Él consiguió elevar a los altares a este conjunto y mantenerlo durante tantos años en la magnificencia. Su papel fue clave en todas estas décadas de contínuos éxitos y bienhacer por parte de todo lo que rodeaba a la " FIEBRE AMARILLA ".

el creador.

  CONTINÚA LA SAGA???:

  Está por ver que el hijo del gran Jerry pueda siquiera acercarse al nivel de aciertos que consiguió su padre. Mal camino lleva hasta ahora. Su primera gran decisión fue la de contratar a un nuevo entrenador tras la renuncia por parte de Phil Jackson, esa papeleta la resolvió con el primero de sus rotundos fracasos. La discutida decisión fue contratar a un técnico peculiar más conocido por rendir pleitesía a su gran líder ( Lebron ) que por sus excelencias tácticas. Eso significó darle el mando del equipo a Kobe.

  La sombra del tío Phil seguía siendo demasiado alargada para que un técnico mediocre pudiera hacerse cargo de un reto de tal magnitud. Había sonado con fuerza el nombre de Rick Adelman ( a toro pasado es fácil comentar qué habría podido ocurrir ) pero la primera decisión del nuevo mandatario fue Mike Brown.

  Cesado éste, confió en Mike D´Antoni, otro técnico peculiar. Amante de la velocidad y el lanzamiento exterior y poco dado a dedicar demasiado tiempo a la defensa. Cierto es que cogió al equipo con la temporada empezada, pero un equipo como los Lakers no debería manejarse como un campo de pruebas. Menos aún si dispones de cuatro grandes jugadores que poséen magníficas características indivuales que evidentemente se deberían potenciar. 

  LA TRAVESÍA POR EL DESIERTO???:

  Disputados los primeros encuentros de la temporada 2013-14, no se atisban buenos presagios en lo que a este conjunto se refiere. Da la sensación de que será una temporada de transición a la espera de lo que pueda ocurrir con el mercado el próximo año. La duda de cómo volverá Kobe, el físico de Nash, la incógnita sobre el futuro de Pau... son demasiados interrogantes para que este proyecto disponga de unos buenos fundamentos para asentarse con suficiente aplomo.

  Una muy buena notícia fue la vuelta de Phil Jackson a la escena angelina, aunque sólo sea como consejero. Tal vez su salud no le permita asumir el rol de máximo responsable deportivo en el vestuario, pero su sola presencia hará que los pesos pesados se sientan más como en casa intentando rememorar tiempos pretéritos.

  De momento es incierto el futuro para ellos, pero está claro que como bien decía una voz muy autorizada en esto del baloncesto profesional americano... " NUNCA SUBESTIMES EL ORGULLO DE UN CAMPEÓN ".

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: