¿QUÉ SON LOS ANGELES Y DEMONIOS?

Los ángeles son espíritus que sirven a Dios y protegen a la humanidad. Los demonios son quienes nos atormentan, nos llevan a la maldad y nos alejan de Dios. Existen muchas definiciones y creencias acerca de éstas entidades, ya muchas culturas antíguas hacía mensión de ellos como los Hebreos, Babilonia, Sumerios y Griegos, de donde viene dicho término.

La palabra Ángel proviene del griego "Angelos" (Mensajero) y se utilizaba para denominar a los mensajeros que servían a los reyes para comunicarse con los ciudadanos. Existe un término en griego que denomina a los mensajeros entre dioses y humanos: "Deamon" (Mensajero de los Dioses), más utilizada en el latín como "Deamonium", éstos eran los intermediarios entre los hombres y los dioses.

Según la tradición judía, los espíritus servían a Dios para proteger y llevar mensajes a los hebreos. En las Sagradas Escrituras éstos eran denominados: "Espíritus de Dios" o "Mensajeros de Dios" y al llevar la Sagrada Escritura a su traducción griega y latina, se escribieron como Ángeles. De la mísma manera, los predicadores de los gentiles comenzaron a condenar las creencias griegas de que existían varios dioses; por lo tanto, a los llamados "Deamonium" les dieron calidad de malignos por tratarse de creencias paganas; de ahí que en la Sagrada Escritura se refirieran a éstos como malignos, quedando escrita la palabra Demonios para referirse a los sirvientes de Satán, o sirvientes de los dioses paganos, que fueron satanizados. 

angeles y demonios en la iglesia

Está claro que los ángeles y demonios son espíritus o entidades incorpóreas que sirven a Dios. Los ángeles tienen diferentes misiones aquí en la tierra, como preservar a la humanidad, a las personas e inspirarnos a acciones de bien. Hay que tener cuidado con los Demonios, puesto que éstos pueden disfrazarse de ángeles.

Los teólogos de la Iglesia Católica afirman que aquellas personas que dicen tener contacto con ángeles y éstos les revelan imágenes apocalípticas, profecías o secretos, pueden no ser siempre ángeles o espíritus de bien; puede que más bien estén entablando contacto con demonios que los harán desviarse de su fe y confundirlos, confundir a otras personas y hacer daño a los demás con sus palabras.

Si un ángel se comunica con una persona, son ellos quienes se harán presentes. No se pueden invocar, ni preguntar sus nombres, ni obligarlos a ser vistos; si algo de ésto sucede, lo más probable es que se trate de un demonio que quiera jugar a ser ángel para ofuscar a esas almas que prefieren poner su fe en espíritus y no en Dios.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: