El cambio de sexo parecía que era algo de nuestro tiempo pero no, ya en los años 30 del siglo XX una talla de San Juan Evangelista de convirtió en Santa Lucía. Por lo visto la ONCE de Sevilla en aquella época andaban escasos de dinero y al no tener una Santa Lucía para la capilla que instalaron en la sede (Santa Lucía es la patrona de los invidentes) no se sabe si fue el cura o quien, hechó mano de la imagen de San Juan y la transformó en la santa pues la capilla no podía estar sin patrona para rendirle culto y celebrar en su día los festejos.

footgrafia

Según ha explicado el restaurador Benjamín Domínguez, en el archivo de Protocolo Notarial de Sevilla se puede ver el contrato del encargo que se hizo al escultor salmantino Juan Bautista Vázquez El Viejo pero era un San Juan Evangelista. Tras el descubrimiento de que la santa es un santo, la imagen está siendo restaurada en la capilla sevillana de la Hermandar de la Vera Cruz y según ha trascendido hay trabajo para más de cuatro meses pues está muy deteriorada por el paso del tiempo y hay que recomponer los dedos y limpiar una capa dorada de purpurina de papelería pues fue totalmente pintada para tapar su verdadera identidad.

footgrafia

De momento todo parece que se van a centrar en limpiar todas las capas de pintura y después se decidirá si identidad pues según parece esto se decidirá a última hora, si dejarla como Santa Lucía, a la que se ha rendido culto más de medio siglo o recuperar su verdadera identidad de San Juan Evangelista. De momento le están haciendo fotografías y radiografías para saber exactamente cuantas capas de pintura hay pues por lo visto ha tenido varias reparaciones. Ahora el restaurador es el que se enfrenta a un complicado trabajo entre disolventes y productos químicos para limpiar una imagen que aún no se sabe que identidad le darán.

 

 

 

footgrafai

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: