Anacronismos

En la actualidad las personas no realizan peticiones todo son exigencias

El siglo XXI , se ha convertido en el siglo en el que la educación ha pasado a mejor vida. Aunque siempre hay quien resiste, y pone todo su empeño en seguir haciendo lo que le enseñaron desde pequeño. Así si alguien recibe de otro algún regalo o presente, trata de corresponder del mismo modo a quien le ha realizado el envío; aunque lo que ha recibido no sea de su interés, o le suponga un estorbo, porque no sabe donde colocarlo. 

Actúa de la misma forma, cuando llega su cumpleaños o alguna fecha señalada, y recibe regalos, trata de devolver la atención a quien se lo ha envíado o dado en persona, aunque en realidad no le vea utilidad al objeto que ha recibido.

Pero no todas las personas actúan igual

Para quien sí actúa de forma educada, resulta frustrante ver como no es correspondido del mismo modo. Lo que le lleva a sentir que forma parte de otra época.

En la era de la tecnología y las redes sociales, en las que una gran mayoría de personas, se dedican a lanzar todo tipo de improperios, insultos y faltas de respeto, da la impresión de que esa forma de comportarse en ellas, se está trasladando a las relaciones personales.

Ahora, las personas ya no piden, solo exigen y lo hacen de tal manera que puede llegar a asustar, en algunas ocasiones, la persona que ha realizado el regalo, le dice a quien se lo ha enviado, que le haga una foto y que le ponga un mensaje de agradecimiento, para sí poder colgarlo en su red social.

Sea cual sea, la petición que se le ha realizado siempre la responde, pero parece que al otro no le parece suficiente, y sino se hace lo que él quiere o no le  gusta la contestación recibida, quien ha realizado la exigencia no actúa del mismo modo, y no le responde, encima parece que se ha ofendido.

Anacronismos

El ser humano por naturaleza es caprichoso, y se le ocurren caprichosos que el otro no puede corresponder,o porque lo que le piden no está al alcance de su mano, o no tiene tiempo para dedicarse a esa petición o exigencia.

La educación se ha perdido, y quien sigue teníendola se siente dentro de un anacronismo.

El que exige se cree mejor y cuando no se le complace, solo sabe responder con insultos, cabreas e incluso alguna que otra petición que es abusiva del todo. Son personas impertinentes a las que es mejor no seguirles su juego.

 

 


Anacronismos

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: