Amy Winehouse

Amy Jade Winehouse nació en Londres el 14 de Septiembre de 1983, segunda hija en el seno de una familia judía con tradición musical en jazz. Sus padres se llamaban Mitch y Janis, y su hermano Alex. Siendo una niña, le gustaba tanto oír a Frank Sinatra cantado por su padre, que dejó de jugar con muñecas para empezar a entonar sus propias canciones. Después de que sus padres se separaran, su abuela Cynthia la instó a que se matriculara en la escuela de teatro de Susi Earnshaw, donde formó su propio grupo de rap llamado Sweet 'n' Sour, con tan solo 10 años. Hasta tal punto sentía pasión por cantar, que sus profesores tenían que mandarla callar habitualmente.

Con 12 años asistió a la escuela  de teatro de Sylvia Young, pero fue expulsada por hacerse un piercing en la nariz y por su actitud rebelde. Un año más tarde, sus padres le compraron su primera guitarra, con la que empezó a componer sus propios temas para la banda Bolsha Band. De esta manera, fue abriéndose paso por los pubs de Londres

Amy Winehouse joven

En la imagen, Amy durante la época en la cantaba por los bares de Londres

Su gran oportunidad llegó con 16 años, cuando su novio Tyler James envió una maqueta de su música a la empresa A&R. Su característico estilo recordaba a las mejores voces de los años 70, llegándola a comparar con Aretha Franklin, algo de lo que Amy se sentía orgullosa:

"Es un gran honor que se diga algo así sobre mí, pero creo que no es para tanto. Soy fan de ella desde que era una niña porque es una de las mejores."

Creó para sí misma un estilo muy personal y fácilmente reconocible, con un peinado en forma de colmena y maquillaje al estilo Cleopatra basado en el grupo The Ronettes, con tatuajes repartidos por todo el cuerpo, y con una voz grave que llevaba influencias del funk, jazz, soul, hip-hop, y también pop. Teniendo ya una presencia definida, debutó en el año 2003 con el álbum "Frank", cuya práctica totalidad de temas habían sido coescritos por ella. Fue un auténtico éxito, obteniendo disco de platino en Reino Unido, y estando nominada a los premios Mercury Music y BRIT Awards. Un año después, ganó el Ivor Novello a la mejor canción contemporánea por el single "Stronger than me", además de participar en el Festival Internacional de Jazz de Montreal, y en el Festival Glastonbury.

Ivor Novello

En la imagen, Amy Winehouse posando con el premio Ivor Novello

Y aunque todo eso suponía el despegue de una carrera prometedora, Amy no fue capaz de asimilar tan repentino éxito, por lo que acabó refugiándose poco a poco en el alcohol y las drogas. Sus cambios de humor cada vez eran más bruscos, perdió mucho peso, a veces se la veía tambaleándose por la calle, sufrió depresiones, y canceló algunos conciertos por enfermedad y agotamiento. Rápidamente se convirtió en el principal objetivo de los paparazzi, que veían en ella a la versión femenina del también cantante Pete Doherty por sus destrozos en las habitaciones de los hoteles y su conducta alterada. En sus entrevistas aseguraba lo siguiente:

"Lo que más detesto de mi personalidad es la violencia, la inconstancia, y ser una borracha agresiva. Soy un esperpento y una imbécil, pero también soy divertida y sensible, alguien que valora mucho la amistad."

Entre sus palabras predilectas se encontraban los tacos, le encantaba el olor de la laca y la gasolina, le gustaba más dar que recibir, y el sexo le relajaba lo suficiente como para practicarlo cada vez que podía. Lo que no le gustaba era tener poco pecho, pero pasó por quirófano para solucionarlo.

En el año 2006 consiguió uno de los mejores logros de su carrera, pues su segundo y último álbum "Back to Black fue considerado uno de los mejores de la primera década del siglo XXI, lo que la llevó a ganar cinco de los seis premios Grammy a los que estaba nominada. Sin embargo, y a pesar de ser la primera británica en conseguir semejante mérito, no pudo recoger los galardones ya que su visado a los EEUU había sido denegado por haber consumido narcóticos.

Mitch Winehoue

En la imagen, Amy y su padre esperando los resultados de los Grammy desde Londrés

En ese segundo álbum destacó especialmente la canción titulada "Rehab", forma coloquial de llamar a una cura de desintoxicación, y uno de los temas más escuchados de los últimos tiempos y causante de que mucha gente decidiera ingresar en centros de rehabilitación, algo que alegró a la artista:

"Estoy feliz con el éxito de la canción porque representa mucho para mí, pero la rehabilitación no está hecha para cualquiera. Tengo amigos a los que les ha funcionado y a otros no. Creo que es uno mismo el que tiene que ayudarse."

Mark Ronson, productor del disco, explicaba que el single había surgido de una manera completamente improvisada:

"Estábamos hablando en el estudio, viendo qué temas iban a entrar en el disco, y entonces Amy dijo 'ellos trataron de llevarme a rehab, pero yo dije no, no no'. Aquello me pareció que sonaba genial, le pusimos música, y así se convirtió en su canción más popular."

El 18 de Mayo de 2007, Amy contrajo matrimonio en Miami con Blake Fielder-Civil, el responsable según algunos medios sensacionalistas de inducir a Winehouse a que probara la cocaína, la heroína, y el crack. Tres mese más tarde, tuvo que suspender sus conciertos por Europa ya que fue internada a causa de una sobredosis de éxtasis, heroína, cocaína, alcohol, y ketamina. La relación de la pareja fue tan tormentosa que varias veces fueron fotografiados peleándose, grabados en vídeo fumando crack, o consumiendo marihuana. El episodio más bochornoso se produjo cuando Blake fue encarcelado por pegar al gerente de un bar, y por intentar sobornarle para que este no le denunciara. El panorama era tan negro, que la propia madre de Amy llegó a asegurar que si seguía así, su hija moriría en un año.

Amy Winehouse y su marido

En la imagen, Amy Winehouse con Blake Fielder-Civil

A pesar de todos los problemas que tenía con la droga, siguió adelante con sus conciertos, pero su salud empeoraba cada día más sin que ella se diera cuenta, a pesar de que decía lo contrario en sus declaraciones:

"He tenido grandes excesos, y he bebido más de la cuenta, pero eso es todo. A largo plazo, el alcohol es peor que la heroína porque es como un veneno, y si estoy en un bar y me digo a mí misma que no voy a beber, lo cumplo."

A causa de sus adicciones, se solía desmayar en los ensayos, llegaba tarde a las audiciones, y se quedaba dormida en las entrevistas. Finalmente, se retiró de manera voluntaria durante tres meses a la isla caribeña de Santa Lucía, donde se hospitalizó y donde se rumoreó que tuvo un romance con el actor Joss Bowman, motivo por el cual Blake se divorció de ella en el año 2009.

Amy Winehouse borracha

A partir del divorcio, empezó su declive         

Intentó quitarse la vida en varias ocasiones, tenía un efisema pulmonar, una fan la acusó de haberle pegado un puñetazo, se quedó dormida durante el discurso del rey de los zulúes, fue fotografiada casi desnuda cuando estaba fuera de un bar, y por si fuera poco, peleaba frecuentemente con el cineasta Reg Traviss, su nueva pareja. Y a pesar de todo, la artista era muy consciente de que se había convertido en un icono:

"No me importa cómo me ve la gente, ni me importan las tendencias. Yo sigo mi propia moda."

Su fortuna estaba cifrada en algo más de 12 millones de euros, y cobraba más de un millón por actuar en fiestas privadas. Además de esto, también tenía su propia discográfica llamada Lioness Records, colaboraba con organizaciones benéficas, y diseñaba ropa con la firma Fred Perry. Pero el 18 de Junio tuvo lugar la actuación más desastrosa de todas en Belgrado, pues apareció totalmente borracha en el escenario, motivo por el cual tuvo que cancelar una gira que la iba a llevar a Bilbao, entre otros destinos.

Su última aparición pública fue el 20 de Julio, cantando en su barrio natal junto a su ahijada Dionea Bromfield. Tres días más tarde fue hallada muerta en su apartamento de Candem. El 23 de Julio de 2014 se cumplen tres años de su fallecimiento.

Amy Winehouse muerte

Citas de Amy Winehouse:

"Sólo escribo sobre cosas que me han pasado... cosas que personalmente no puedo superar. Por suerte, soy bastante autodestructiva."

"Mi justificación es que la mayoría de la gente de mi edad pasa mucho tiempo pensando en lo que va a hacer durante los próximos cinco o diez años. El tiempo que dedican a pensar en su vida, yo lo paso bebiendo alcohol."

"No creo que tu capacidad de lucha tenga nada que ver con lo grande que seas. Tiene que ver con cuánta rabia hay en ti."

"No soy una luchadora, pero si estoy contra la pared le daré una paliza a cualquiera."

"No quiero hacer nunca nada mediocre. Oigo la música en las listas, y no quiero ser grosera, pero esas personas no tienen alma."

"Si muriera mañana, sería una chica feliz."

Documental "Amy Winehouse: te dije que era problemática"     

Noticias sobre la muerte de Amy Winehouse    

Recopilatorio de videoclips de Amy Winehouse   

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: