fotogarfia

La creencia en objetos que de una u otra forma se piensa que traen suerte, ha pasado de padres a hijos y de generación en generación y algunas de estas creencias se conservan desde los tiempos de los celtas y hasta con de antigüedad. De los celtas procede la pata de conejo que se tenía la creencia de que era un símbolo de prosperidad dado que el conejo es un animal muy prolífero y lo asociaban con la fertilidad y con el crecimiento de la riqueza. 

fotogarfia

fotogarfia

Una de las creencias más extendida y universales es la de la herradura que tiene una antigua leyenda. Se cuenta que Dunstan, el obispo de Canterbury era también herrero de profesión y un día recibió la visita de un extraño personaje que le pidió le herrara los pies pues los tenía en forma de pezuña. El obispo reconoció al diablo y le dijo que para hacer este trabajo debía encadenarlo a la pared. Este accedió y procedió a herrarlo introduciendo un hierro caliente que le produjo un gran dolor y el diablo pidió a gritos que parara. Dunstan le exigió que para soltarlo le prometiera no entrar jamás en una casa donde hubiera una herradura, este lo juró y el diablo msarchó deprisa y corriendo.

fotogarfia

Las figuras de elefantes también tienen la leyenda de que se convierten en guardián de la casa por eso es muy raro ver una casa donde no haya un elefante, sea de madera, piedra o mármol, y se suelen regalar entre las familias como un signo de protección y suerte.

La cruz desde la antigüedad se tenía la creencia que alejaba el mal de ojo. Su origen está en la crucifixión de Jesucristo y en las casas cristianas no faltan las cruces. Antiguamente se colgaba detrás de la puerta una cruz de madera para que no entrara la maldad ni la desgracia pero esta costumbre ya está en desuso o eso se cree.  

fotogarfia

fotogarfia

El trébol de cuatro hojas tomó gran relevancia en el siglo X a causa de la leyenda que se contaba de que Eva al ser expulsada de Paraíso solamente se llevó un trébol de cuatro hojas.

Otro tipo de amuletos eran saquitos rellenos de plantas aromáticas que se colgaban del cuello con la creencia de que alejaban las enfermedades. Esta creencia venía desde los egipcios ya que se han encontrado momias con estos saquitos pegados al cuerpo. Otros muchos amuletos existieron en todas las culturas y muchos de ellos aún perduran por esta extraña y frecuente afición del ser humano a protegerse.  

fotogarfia

fotogarfia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: