El amor sentimiento hermoso, origen

El amor es el sentimiento más hermoso que podemos albergar, los más románticos hablan del destino (una teoría peregrina), como el origen del amor verdadero y, del enamoramiento mientras que los científicos nos aseguran que siempre hay una razón por la cual nos enamoramos de una persona determinada y no de otra.

¿Podemos contrastar ambas teorías para no perder el romanticismo y a su vez encontrar una razón lógica al amor?

Este sentimiento tan universal no ha dejado de despertar curiosidad a lo largo de los años, lo que ha supuesto que en estas últimas décadas se hayan realizado estudios sobre “La psicología del amor” para llegar a comprender cómo surge, las reacciones que provoca, los estados emocionales y físicos que genera, etc.

La teoría triangular del amor

Una de las teorías psicológicas más conocidas es la Teoría triangular del amor, descrita por Robert Sternberg, quien plantea que los sentimientos no son las únicas emociones implicadas en conseguir que una relación funcione, si no que también es necesario que haya tres ingredientes adicionales:

La Confianza: Es el compartir deseos, sueños, ilusiones, confidencias con otra persona y la satisfacción que encontramos en que esa persona nos escuche y atienda.

 

el amor

La pasión: Hay un deseo de estar con la otra persona a nivel sexual, hay atracción y deseo.

Compromiso: Existe la convicción de que la otra persona nos apoyará, nos prestará su ayuda y no nos olvidará. Por tanto y basándonos en los aspectos mencionados anteriormente, tenemos que comprender que hay dos tipos de triángulos: reales e ideales, en los que se pone de manifiesto cuáles son los ideales de cada uno de los miembros de la pareja.

El triángulo del ideal no tiene porqué aparecer siempre pero, la realidad, es que es frecuente ya que no es fácil cumplir con todos los requisitos del ideal del otro, lo que no siempre se traduce en comparaciones favorables y puede desembocar en algunos problemas en la relación de pareja.

Todos, en algún momento de nuestra vida, hemos dedicado diferentes formas de amar a las personas que tenemos a nuestro alrededor.

No es lo mismo querer a la madre, que a un amigo, que a una pareja, a un familiar o a una mascota; estas situaciones nos permiten poder abordar el amor desde otro punto de vista, sin necesidad de saber aspectos meramente teóricos si no; el más práctico de todos, el vivirlo, practicarlo e internizarlo.

Fuente Historia: Exitosocial.com

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: