El amor propio

Con el paso del tiempo las personas vamos modificando nuestras costumbres de la misma manera, este proceso también tiene que ver con el modo en el que nos relacionamos. 

La manera que tenemos de relacionarnos con los demás se ha contagiado de la moda y cada vez se tienen unos planteamientos más radicales en cualquier tipo de relación que tengamos. Si nos referimos a una relación de pareja cuando esta se rompe, solemos recurrir a decir algo tan cursi como que se" acabó el amor", cuando todo es mucho más simple y sencillo se trata de escuchar. 

Hay que tratar de mantener la relación

Debemos ser conscientes de que si queremos algo debemos luchar por ello, para ello es recomendable evitar que el orgullo, la falta de ánimo o el rencor lleguen a paralizar la relación. Si tenemos claro que cuando iniciamos la relación las dos personas lo hicimos de modo voluntario, también tenemos que saber que con el esfuerzo de los dos y permaneciendo unidos, resultará más fácil vencer los obstáculos que vayan apareciendo. 

El amor propio en una relación sobra

En el transcurso de una relación, aparecerán momentos en los que alguno de los dos se enfade, la mejor forma de responder, es optando por el silencio, pero sin herir al otro, las respuestas que se produzcan deben ser suaves, es el mejor modo de conseguir que regrese la calma, ya que si se utilizan palabras fuertes el efecto que se conseguirá es el contrario. 

Aunque no siempre es sencillo hacerlo, si es importante que antes estas situaciones nos olvidemos del amor propio.

Una relación está formada por dos personas

Es una obviedad, pero en demasiadas ocasiones parece que esto se nos olvida, y el mejor modo de evitarlo es manteniendo una buena comunicación con el otro. Y cualquier excusa es buena para interesarse por las inquietudes del otro. Cuando aparezca el desencuentro, lo mejor será alejarse un poco y tomarse un tiempo para pensar y para recuperar la tranquilidad que se había perdido. Está muy bien pensar en uno mismo sin olvidarse del otro y más cuando se trata de la convivencia de dos personas. Dejemos de una vez el amor propio a un lado y tratemos de ser felices junto al otro, no es demasiado pedir y, de esta forma conseguiremos estar mejor con nosotros mismos y con los demás. 

 

 

 

 

 

 

El amor propio

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: