amor platónico

 

 

Amor Platónico

Este concepto recibe su nombre gracias a su fundador el filósofo griego PLATÓN quien, en vida, fuera seguidor de Sócrates y el maestro de Aristóteles. Platón nació en Atenas y se calcula que vivió desde 427 a.C. hasta 347 a.C. y se cuenta aún hoy en día uno de los filósofos más grandes gracias a sus contribuciones de diversas teorías. Una de sus mayores aportaciones a la sociedad es la creación de la Academia en el año 387 a.C.

Pues, Platón creía en la VIRTUD y define el AMOR como un sentimiento en estado puro que aprecia la belleza no carnal, fuera de la atracción física, sino aquella belleza interior y espiritual de la persona hacia la cual va dirigida este sentimiento. El amor pasa por distintas etapas que lleva a descubrir la esencia de la persona y llegar a conocer su alma y el contexto espiritual de quien se ama, una atracción basada en el interior. Se destaca el estado puro lejos de cualquier deseo, pues existe una gran diferencia entre desear y amar, aunque en muchas ocasiones va aparentemente ligado. Para muchas personas, el amor y el deseo son dos conceptos inseparables que van de la mano. El amor platónico busca la PERFECCIÓN. Ésta, no obstante, no existe en el mundo real.

En la actualidad, el amor platónico se entiende por aquel que es inalcanzable o imposible de realizar. Razones para ello pueden haber muchas, basadas en su mayoría en barreras que ponemos nosotros mismos o que nos interpone la sociedad actual.

La PSICOLOGÍA trata este tema como una introversión, inseguridad e inhibición emocional. En otras palabras, el amor platónico lo vive toda aquella persona incapaz de exteriorizar sus verdaderos sentimientos y de expresar su afecto hacia otra persona. A ello contribuye, en ocasiones, la falta de cariño recibido durante la infancia, una mala experiencia amorosa  o algún otro tipo de inhibición con efecto psicológico. Esta clase de amor puede convertirse en una obsesión que lleva a la frustración, si no es detectada y tratada a tiempo. Cuando llega a este extremo, habrá que considerar la opción de terapias con efecto prolongado para evitar resultados no deseados.

No obstante, sabiendo llevar el amor platónico en el concepto como lo entendía el gran filósofo, puede ser una experiencia única y bella. En algún momento de la vida, todos llegamos a sentir alguna vez este tipo de amor puro y espiritual a mayor o menor grado. Al final y al cabo, se trata de un sentimiento sano, perfecto y puro. Todo es cuestión de aprendizaje y se puede aprender a sentir de esta forma y de convivir con el amor platónico.

 

amor platónico

amor platónico

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: