detalles

Amor eterno, amor para siempre, son algo tan anhelado, algo que vive en las mentes de toda mujer y de algunos hombres, desde la adolescencia, pero ¿son tan sólo un mito, una vana ilusión?.

Es común enamorarse, disfrutar el tiempo con esa persona que nos hace sentir elevados, abrazamos, reimos, besamos, caminamos bajo la lluvia, compartimos helado, escribimos cartas, dibujamos corazones, dedicamos canciones, uff sentimos el amor hasta en el aire que respiramos.... es entonces cuando pensamos que el amor es eterno, hacemos planes, apostámos todo por esa persona, porque ha prometido solemnemente estar con uno, asi que se lo merece, somos tan felices, y estamos seguros: sí, el amor es eterno..... mientras dura... resulta mas sencillo llegar a enamorarse que mantenerse enamorado. 

Pasa el tiempo y después de varios factores implicados, nos damos cuenta: el amor acaba!, aunque lloremos ríos y sintamos desfallecer por la ausencia, no morimos!!!, con el paso del tiempo, el corazón sana las heridas, tiernas y profundas, todas sanan, no más lágrimas, no más tristeza, incluso llega el momento en que no queremos que hubiera cumplidos sus promesas de amor eterno, ya no cantamos canciones de desamor porque hasta el rencor que un día sentimos se acabó... y el corazón está listo para volver a amar, y si se repite la historia...¡qué más da!... sabes que después de una, la segunda dolerá pero tampoco matará. Y no obstante llega el día en que no quieres navegar más en los mares del amor incierto, quieres amar, tener un amor para siempre, tener un amor eterno, uno que sea cursi, que quieras cuidar.... los hay.

Nadie dijo que fuera fácil el amor eterno, cuestan dedicación, humildad, madurez, compromiso y mucho sentimiento verdadero. Así es, el amor acaba si no estamos listos para cuidarlo.

Una de las películas más románticas que se conozca hasta ahora es "Cómo si fuera la primera vez" protagonizada por Adam Sandler y Drew Barrymore (Henry y Lucy, respectivamente), en ésta relata la historia de una chica que ama con totalidad, vive el día enamorada pero las madrugadas no existe nadie en su corazón, no porque no ame de verdad, después de sufrir un accidente, todas las mañanas Lucy despierta sin recordar absolutamente nada de lo ocurrido el día anterior, de modo que Henry no tendrá más remedio que reconquistarla cada día... nada fácil seguramente, pero al hacerlo todos los días mantiene el amor, amor verdadero. Ese es el amor de su vida, diría con toda seguridad.

Yo quiero un amor como ese, un amor que pese a las adversidades perdure hasta la vejez... así será, y ese es... el amor de mi vida!.

desayunando juntos

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: