Quién inventó la frase, "el amor es ciego", cuánta razón tenía.... Os explicaré mi caso en particular, espero que al leer éste artículo, si hay algún comentario, no me digas, madre de Dios pero que chica tan tonta, porque está frase ya me la he dicho yo misma, y muchas cosas peores.

Todo empezó, cuando tenía veintidós años, que por primera vez en mi vida, me enamoré, claro que antes había tenido ya varias relaciones, pero de esas que duran dos días, pero con él fué diferente. Nos conocímos en una cita a ciegas que nos organizó una amiga mía, ya que su pareja tenía un amigo soltero, y querían que nos conocieramos. Y funcionó, si si, hasta entonces, creía que éstas cosas sólo sucedían en las películas, pero no, también pasa en la vida real.

Desdel primer día de conocernos, ya supímos que lo nuestro iba en serio, se convirtió en mi amante, mi pareja, mi mejor amigo..., la relación, iba más o menos bien... con las típicas riñas de pareja, pero nada extraño. Pasamos así unos cinco años, y yo cada día veía cosas más raras, pero bueno, tampoco le quieres dar mucha importancia, porque estás enamorada...enamorada y ciega.

Encontró un trabajo, que pasaba fuera toda la semana, y ganaba un muy buen sueldo mensual, pero cuando era la hora de que vinieran los pagos: alquiler, agua, luz...puff el dinero se había esfumado, cómo? ni Raphel los hubiera encontrado, claro ésto poco a poco te va haciendo sospechar, pero te iba dando excusas y te lo quieres creer.

Se compró un coche, y lo tuvo que financiar, porque naturalmente, no tenía ni un duro, pero para que le dieran la financiación, necesitaba un aval, y adivinen quién le hizo de aval.... si si la menda lerenda, todo iba bien, lo iba pagando cada mes, sin problemas, bueno mentira, nunca lo pagaba el día uno, y claro a base de sus recargos, el Banco, se lucró aún más, porque, por el coche, pagaba al mes 500 euros, si señores, si, y les aseguro que no era un gran coche, no diré la marca, porque, no quiero ofender a nadie.

Y así iba pasando el tiempo, a parte de todo ésto, había muchas cosas más, recuerdo el día de Navidad, que ibamos a comer a casa de sus hermanos, pero antes teníamos que pasar por casa de mis tíos para felicitar la Navidad a mi família, pues a él no le dió la gana y no me quiso dejar las llaves del coche para que pudiese ir, total que tuve que ir al día siguiente a ver a mi família.

Y al fin, llegó el final, que es lo mejor que he hecho en mi vida, dejar a esa persona, porque sino hoy sería una desgraciada, llena de deudas, porque la cantidad de dinero que pagamos en multas, no os lo podéis ni imaginar..., retomando el hilo..dejamos la relación, él quiso volver, pero yo, ya estaba cansada de sus desplantes, de no tener nunca dinero, y tener que pagarlo todo yo, cuando no era necesario, porque él ganaba más del doble que yo. Fué decirle que no quiería volver, cuando él desapareció del mapa, dejandome con el culo al aire, perdonad la expresión, respecto el préstamo que había pedido con el coche, pues ya me teneis a mí, pagando los 500 euros del coche, más la hipoteca que había pedido para el pisito que me había comprado, cuando soy la típica mileurista, hoy en día, doy gracias a Dios de poder serlo, porque tal y cómo está todo, no me puedo quejar.

Más tarde me enteré, que el dinero que cobraba mensualmente en el trabajo, se lo fundía en drogas, y quizás también en bebida, y puede que también en mujeres... pero ya no quise investigar más, no me merecía la pena.

 

Por suerte, hoy en día, he rehecho mi vida, tengo a mi lado una persona maravillosa, que me cuida y me quiere, y lo que aprendí de esa relación, es que nunca nunca avales a nadie, y que te quites las vendas y te limpies bien los ojos cuando te enamoras.

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: