Por amor al arte

El mundo de la cultura merece un respeto que no recibe, ni por parte de los políticos, ni por algunos sectores sociales

A veces las personas deciden convertir su hobby en su profesión, y es que en este bendito país llamado España, eso de ser músico, actor, escritor o pintor, sigue estando mal visto.

Un síntoma más de lo poco que ha evolucionado el país, ya que determinados sectores tanto sociales, como políticos, siguen marginando a esos profesionales.

Un hobby se puede convertir en un trabajo

Algunos políticos, se afanan en decir que ellos no ven la cultura cómo algo mercantil, por ello no dudan en recortarles ayudas y en acribillarles a impuestos, eso sí, no es un trabajo pero a lo hora de recaudar si no lo es, se le parece demasiado.

Se supone que un país moderno, democrático y avanzado, como repiten una y mil veces los políticos, la cultura no se tendría que ver, como la oveja negra.

El hecho de que para muchos pintar un cuadro, escribir un libro o hacer una representación teatral; sea un hobby nada más, no quita que aquellas personas que se dedican a tratar de llevar sus creacciones a todo el mundo, a parte verlo como su pasión, hacen disfrutar a miles de personas que siguen las obras de estos artistas.

Al fin y al cabo eso es lo que buscan, disfrutar con lo que hacen y que los demás también lo hagan.

Por amor al arte

Cada uno se dedica a lo que sabe hacer, a su vocación o a lo que le dejan.

Al fin y al cabo, aquellos que tanto pretenden limitar la libertad individual de cada uno, no hacen más que recalcar que hay ue trabajar.

Pues eso es lo que hacen estas personas, que optan por seguir su vocación, trabajar, trabajar y trabajar y a cambio solo obtienen  constantes patadas.

 


Por amor al arte

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: