Pensar que hay daños irreversibles es decir que...

Desde que te fuiste, se fue un pedazo de mi alma, desde que no estás mas aquí yo no hay mas para mí...

Cuando alguien especial se va de tu vida, duele, duele como cuando te sale la muela del juicio solo que el dolor es casi permanente, tan permanente que no lo cura ningún medicamento, ningún bálsamo, simplemente no hay cura para ese dolor.

Y todo lo vivido y todo lo prometido queda vagando en el aire, queda solo suspendido y, ni siquiera, el hilo mas delgado lo sostiene, todo se vuelve palabras, todo desaparece y todos los sueños soñados, las promesas dichas y los planes inconclusos, terminas haciéndolos realidad con alguien más, con alguien que no se vuelva loca cuando te mira otra, con alguien que no mire estrellas en el techo, con alguien que no llama para despertarte y dice -solo quería escuchar tu voz. Así todo se desvanece, así toda la magia termina cuando descubres que no es magia y solo es mera ilusión óptica

Y es que siempre llega ese momento en el que enloqueces y comienzas a pensar que no quieres a nadie mas a tu lado, y entonces te desquicias y quisieras gritar y decir -suelta su mano y toma la mía, aquí estoy para tí, esperandote siempre.

Y es que siempre llega ese momento en el que quisieras retroceder en el tiempo y no haber tenido tantos errores, quisieras no haber gritado, no haber peleado, no haber discutido por tantas estupideces que desgastaron con el tiempo los engranes de esa bella relación; y es entonces cuando caes en cuenta que eso unido con lo bello, era lo que te mantenía en pie, resistiendo, queriendo luchar, dando razones para despertar un día mas y al llegar la noche poder decir "Te amaré por siempre"; pero hoy, caes en cuenta que la otra persona ya esta decidida a cambiar de vida, a cambiar de casa, a tener un perro, a pasar las navidades en familia y los fines de año en casa de sus suegros, la otra persona ya esta lista para ponerse frente al altar y jurar amor eterno frente a Dios, caes en cuenta que esa persona se ha casado, se ha ido, se ha alejado de ti por siempre, y todo por amor, caes en cuenta de que la muela no solo dolerá, ahora hasta dejará cicatrices de por vida, y es que al final, tu también a pesar del tiempo pasado, de lo hecho y lo no hecho.... hubieras estado dispuesta a cambiar de vida, a cambiar de casa, a tener un perro y pararte frente al altar jurando amor eterno ante Dios y todo esto, también, solo por amor.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: