La ambivalencia de los sentimientos en el amor

La ambivalencia es sentir amor y odio al mismo tiempo por la misma persona aunque, realmente existe una discusión, si necesariamente los dos sentimientos son simultáneos, porque muchas veces se turnan, dependiendo de la circunstancia. Es decir, un día se puede amar a alguien y al mismo tiempo, a causa de una discusión por ejemplo; llegar a odiarlo, y continuar sintiendo cariño por esa persona días después.

La mayor disyuntiva se presenta cuando ambos sentimientos suceden al mismo tiempo; a veces pasa. Esto es muy común en las parejas y la familia. A pesar de que puede haber un desacuerdo hasta el punto de querer romper las relaciones, en el fondo, continúa queriéndose igual a la persona. El mejor ejemplo es el sentimiento de los padres hacia los hijos, cuando, por ejemplo, toman el auto sin pedir permiso y lo destrozan en un malhadado accidente.

Aunque la rabia puede estar presente por haber desobedecido y destruido el coche, al mismo tiempo existe un sentimiento de alivio y felicidad cuando por fortuna, su hijo no ha salido lastimado. Es por eso que algunos padres lo primero que hacen es abrazarlos cuando comprueban que están bien, mientras que otros pierden el control y se ponen furiosos.

En realidad, ambos sentimientos subyacen juntos; amor y enojo a la vez. Probablemente el padre está enojado porque se sintió susceptible ante el miedo de perder a alguien tan amado.

amores

Lo que sucede en las parejas

Lo mismo sucede en las parejas pero de manera mucho más compleja, porque; uno no es el responsable directo del bienestar y la toma de decisiones de su pareja, como sucede en el ejemplo anterior con los hijos jóvenes. Las discusiones se deben, muchas veces, al enojo que producen las decisiones que toma la otra persona, quien tiene completa libertad y derecho de hacerlo, aun sin estar uno de acuerdo con ellas.

Otro motivo común de ambivalencia en parejas sucede cuando se rompe una promesa o se pierde la confianza en el otro. La infidelidad es uno de los ejemplos más gráficos. Aunque se continúa amando a la persona y deseando perdonarla, el dolor que produce su traición suele ser más profundo que cuando se trata de una persona no tan cercana.

Al mismo tiempo que se desea continuar la relación con esa persona, algo en ti está tan lastimado, que deseas que se aleje, al mismo tiempo que quieres que se mantenga cerca. Esto no sucede solamente en casos de infidelidad. Muchas veces las peleas llevan consigo mucha rabia, sobre todo cuando la pareja está compitiendo por algo, lo que genera no pocas dificultades. En este sentido, es importante señalar que este tipo de situaciones suelen ser bilaterales, es decir, por parte de ambos. Esa es la ambivalencia en el amor

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: