Los Aluxes

En Chiapas al lado del lago Miramar, se estableció la comunidad maya de los Lacandones 

Los Lacandones, viven en la selva con unos pequeños seres que son juguetones y escurridizos, los Aluxes. 

La leyenda de los Aluxes

La leyenda narra, cómo los dioses estaban afanados en crear a las criaturas que poblarían el mundo. Tenían tanto trabajo que hacer, que dejaron a medias  unos pequeños muñecos, a los que les colocaron los pies al revés. Esos personajes eran los Aluxes. 

Crear a estos muñecos era una labor tan complicada para los dioses, que se dedicaron a hacer otras creaciones, cómo colorear las plumas del Queztal o en dar la intensidad adecuada al rugido del mono. 

Los aluxes eran tan incompletos que los dioses les avisaron que no debían abandonar el cielo, puesto que si llegaban al mundo y les daba el sol, la consecuencia sería que terminarían convertidos en piedras. 

Los Aluxes no hicieron caso 

Como era de esperar, las criaturas desobedecieron a los dioses. Esperaron a que fuera de noche para escapar e ir a recorrer el mundo. Estaban totalmente convencidos de que serían capaces de regresar, antes de que amaneciera. Pero, tenían tantas ganas de jugar con todo lo que había en el mundo que no se dieron cuenta de que ya estaba amaneciendo, por lo que les fue imposible volver al cielo y quedaron atrapados en el mundo. 

Para que no les dieran los rayos del sol, se escondieron en el interior del tronco  de un árbol. De ese modo, permanecerían ocultos durante el día y por la noche saldrían a seguir con sus travesuras. 

Pasaron varios años construyendo pirámides que lograran llevarles hasta el cielo, una vez allí querían que los dioses les escucharan. 

Los Aluxes no lo sabían, pero los dioses habían estado contemplando su trabajo desde el cielo. 

Hasta que una madrugada decidieron quedarse a hablar sobre sus pirámides, estaban tan enfrascados en su conversación que no se dieron cuenta de que había comenzado a amanecer, al salir el sol les tocaron los rayos  y se convirtieron en piedras. 

Lo dioses al ver lo ocurrido sintieron pena y los perdonaron a medias, durante el día seguirían siendo piedra y, por las noches recobrarían su vida normal. 

 

 

 

 

Los Aluxes

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: