ALTANERIA, UNA PANDEMIA ABERRANTE

Muchas personas andan totalmente erradas por esta vida, a confesión de parte relevo de pruebas, por ejemplo, se pasan la luz roja en un semáforo, el agente de transito, los ve, los detiene y les hace la observación, correspondiente, el infractor se altera de inmediato, le falta el respeto al oficial y le dice hasta del mal que va a morir.

Me parece tan insólito y paradójico que cosas como esta, sucedan, pues imagínese si por un momento todos reaccionáramos de la forma antes mencionada, no cave duda que entraríamos en un estado al margen de la ley, yo llamaría a eso anarquía, esos casos se repiten, con distintos protagonistas y variantes de forma, pero con los mismos ataques contra lo institucional.

El hombre es un ser complejo, menos mal que es una minoría, que se resiste a acatar instrucciones, leyes o normativas, sin embargo tenemos que ser observadores, pues esa minoría, manzana podrida, podría llegar a afectar de manera negativa a la mayoría que cumple con las normas, por convicción, como forma de vida, por conciencia, pero muchos están a la expectativa, esperando que el de adelante, se coma la luz, para ellos hacer lo propio.

No permitamos que cosas como estas sucedan, vamos a unirnos y a luchar en grupo contra esos bandoleros, enemigos de las naciones y de la gente de buena voluntad.

Debemos erradicar tan aberrante sinverguensura, dale un parao a los altaneros.

ALTANERIA, UNA PANDEMIA ABERRANTE

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: