Alta inteligencia emocional

 

ALTA INTELIGENCIA EMOCIONAL

ALTA INTELIGENCIA EMOCIONAL las personas con alta inteligencia emocional pueden descubrir, pensar, entender y manejar las emociones, inclusive en situaciones de estrés. Esto les ayuda a utilizar sus habilidades de comunicación para interactuar activamente con los demás.

También son generalmente capaces de tomar decisiones bien pensadas y continuar con ellos hasta que la tarea que están trabajando se completa. Son capaces de hacer esto porque saben lo que quieren; tienen una visión clara y metas claras. Las personas emocionalmente inteligentes son motivados desde el interior porque entienden sus emociones, así que no hay obstáculo es lo suficientemente grande como para detenerlos.

Las personas con alta inteligencia emocional tienen hábitos, conductas y prácticas cotidianas que son la base de sus logros.

No ignoran las malas noticias, pero no dedicar demasiada energía a las fuentes de negatividad y desmotivación.

La gente con mucha inteligencia emocional no invierte tiempo en oír a los quejosos y tienden a evitar a las personas negativas.

Aunque son amistosos, corteses y considerados, pero al mismo tiempo saben ser firmes con sus metas y decisiones.

Aprenden de sus errores y utilizan esas experiencias de inmediato, en la práctica. No advierten los fracasos como algo permanente.

En el trabajo, en casa, o con amigos; saben lo que los hace felices y buscan oportunidades para ampliar su disfrute.

Alta inteligencia emocional en más de una oportunidad nos habremos preguntado que es lo que determina que algunas personas aparte de su cultura, estrato social o historia personal, reaccionen frente a problemas o retos de manera inteligente, creativa y conciliadora. Nunca antes se había estimado incorporar en el análisis un concepto importante el cociente intelectual.

El nuevo concepto que da respuesta a ésta y otras incógnitas es la Inteligencia Emocional, la misma que llega a ser una destreza que nos permite conocer y manejar nuestros propios sentimientos, interpretar o enfrentar los sentimientos de los demás, sentirse satisfechos y ser eficaces en la vida a la vez que crear usos mentales que favorezcan nuestra propia productividad.

Otras habilidades que definen a la Inteligencia Emocional son: suficiente motivación y perseverancia en los proyectos, resistencia a las frustraciones, controlar los impulsos, aplazar la gratificación, regular el humor, exponer empatía y abrigar deseos.

El paso de alfabetización emocional, empieza desde muy temprano. Cuando los niños reciben suficiente aprobación y estímulo, son movidos a asumir pequeños desafíos, miran la vida con optimismo y son afirmados en sus propias destrezas, sin duda van a adquirir una amplia gama de destrezas sociales y emocionales a medida que pasan los años.

Gracias a Dios los descubrimientos son también consoladores con respecto al REAPRENDIZAJE EMOCIONAL, proceso que de todas manera es espontáneo. En algunos casos, es verdad, los acontecimientos naturales de sus vidas anulan las huellas de los traumas emocionales. En otros casos el circuito emocional tiene que ser rehabilitado o sea el curso positivo de las emociones puede ser reaprendido.

ALTA INTELIGENCIA EMOCIONAL su cociente emocional interpersonal es la capacidad de entender a otras personas y relacionarse de manera efectiva a los mismos; para entender lo que motiva a los demás, cómo funcionan, y cómo trabajar en cooperación con ellos.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: