Por su aspecto el aloe parece un cactus, pero en realidad no lo es; el aloe  contiene una gran cantidad de jugo. Precisamente ese jugo cargado de extraordinarias propiedades es el que la convierte en la indiscutible reina de las plantas medicinales.

 

El aloe, soporta bien el frío, pero no la humedad. Por eso es importante cultivarla en un terreno con fácil drenaje, en maceta o directamente en el suelo; debe regarse poco, pero en profundidad. Si la regamos demasiado puede secarse o partirse sus hojas, les gusta el sol pero yo las tengo entre sol y sombra, así tengo la seguridad de que no se secará demasiado la tierra, con que les dé batante claridad y el aire es suficiente.

Es muy difícill encontrar en la naturaleza una planta que reúna tantaísimas  propiedades beneficiosas  para la salud y la belleza de la piel. Hasta el momento se han descrito más de 200 sustancias contenidas en el aloe vera, entre ellas: Agua, vitaminas, sales minerales ....

 

La planta de aloe vera se utiliza para resolver muchos problemas, principalmente los relacionados con la piel, aunque no todos. He aquí algunos:

• Quemaduras
• Cortes y heridas
• Cuidado del pelo y del cuero cabelludo (calvicie)
• Hemorroides y venas varicosas
• Psoriasis, erupciones y manchas de la piel
• Picaduras de insectos
• Dolores musculares
• Problemas digestivos
• Artritis
• Sinusitis y asma

Existen varias formas de usar el Alóe (éstas dependen de su finalidad):

 


Zumo: el jugo del Alóe se extrae de la pulpa ya que la piel es muy irritante .Es la forma más popular de tomarlo. Se diluye una cucharada sopera en medio vaso de agua y se toma de una a tres veces al día antes de las comidas.

Gel: el Alóe forma parte del gel de ducha para poder aplicarlo así en la higiene diaria. Aunque no tiene las mismas propiedades que fresco, es una forma de aplicarlo cada día.

Fresco: Aplicar la hoja partida directamente sobre las quemaduras, las heridas, la piel seca, las infecciones por hongos y las picaduras de insectos. PSe puede tomar hasta dos cucharadas en un vaso de agua o con zumos de frutas tres veces al día como tónico.

Pomada: Se abren varias hojas por la mitad para obtener  gel y hervirlo hasta formar una pasta espesa que se guarda en frascos limpios en un lugar fresco y se utiliza igual que las hojas.

Vino Tónico:  se emplea como tónico contra la anemia y los trastornos de la función digestiva y hepática.

Inhalaciones: Utilizar el gel en vahos contra la congestión bronquial.

Tintura:  como estimulante del apetito o contra el estreñimiento.

Polvo: para el estreñimiento y para estimular el flujo de la bilis.


              
 

    

Cuando plantamos un aloe vera, suelen nacer varios aloes pequeñitos alrededor (hijos), éstos los puedes transplantar a otras macetas, conseguirás tener cientos de ellos, se reproducen muy rápido.

La naturaleza es sabia, y como tal nos ha regalado esta maravillosa planta, que bien merecido tiene el apodo de "reina", la reina de la belleza, de la salud.

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: