La línea aérea Alitalia firmó un convenio con el que busca apoyar investigación para lograr la conversión de residuos sólidos en biocombustible para aviones.

El consejero delegado de Alitalia, Rocco Sabelli, el director general de Robert Solena y

el consejero delegado de Solena Italia Stefano Bugliosi, firmaron una carta que marca la intención de Alitalia y Solena para iniciar un estudio sobre la viabilidad de la construcción de una planta capaz de convertir residuos sólidos urbanos (biomasas promiscua) en una porción significativa del combustible del jet que necesita la flota de aviones de Alitalia, lo que garantiza la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y proporciona un estable suministro de combustible para la empresa de pasajes aéreos. Presente en la firma del acuerdo fue el Excmo. Willer Bordon, presidente de Enalg SpA, una compañía asociada de Solena Group y controlador de Solena Italia SpA manifestó que el objetivo del estudio es evaluar la factibilidad de implementar un sistema para la conversión de cientos de miles de toneladas de residuos sólidos urbanos (biomasa mixta) en biocombustible para aviones, con el fin de cubrir parte de las necesidades de combustible de Alitalia, lo que reduce el consumo de combustible para aviones convencionales y como consecuencia de las emisiones de CO2 a la atmósfera (hasta un 96%).

El uso de la tecnología del Grupo Solena producirá combustible de aviación alternativos a través de un proceso de gasificación a alta temperatura de los residuos, que se transformará en el llamado "gas de síntesis".

Este gas se convierte en líquido a través de un proceso industrial químico llamado FischerTropsch.

Alitalia y Solena creen que este proceso de conversión innovador puede contribuir a una significativa reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero (CO2) generado por la flota de aeronaves.

Solena Group también planea involucrar a las autoridades nacionales y locales en el proyecto de construcción. La tecnología propuesta por Solena Group también ofrece una solución al problema de la dispersión de residuos sólidos en los vertederos, evitando emisiones de gases nocivos a la salud y el medio ambiente.

El acuerdo entre Alitalia y Solena Group es parte del innovador programa llamado Green Sky que ya ha visto a Solena Grupo cooperar con British Airways para la conversión de importantes porcentajes de residuos sólidos urbanos del área metropolitana de Londres en combustible para las aeronaves que operan en Heathrow.

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: