ALIMENTOS TRANSGÉNICOS

Según los antropólogos, el ser humano dio un gran paso evolutivo al pasar de ser nómades=cazadores/recolectores, a saber trabajar la tierra, cultivarla, aprovechar sus frutos, y conservar sus mejores semillas, para poder cultivarlas en otro momento, de esta forma el ser humano dejo de rondar por la tierra y se acento, creando la primera célula social que es la familia y con ella creo pueblos y ciudades.
Esto se lleva haciendo hace millones de años, con mayor o menor suerte, ciudades que florecieron y se hicieron inmemoriales e inmortales, como podría ser la mística Jerusalén, de otras solo tenemos vagos vestigios, y rumores de su grandeza y su cultura una de ellas podría ser Alejandría, hay otras culturas que crearon sus ciudades y luego desaparecieron de ellas sin dejar rastro, perdiéndose en la noche de los tiempos como fue la civilización Maya.
Pero todas estas civilizaciones, culturas, religiones, respetaron a la tierra y el fruto que de ella nacía, la cuidaron, la labraron y mimaron, y quien más amor da a la tierra que un campesino?
Todos nuestros antepasados, cultivaron la tierra y guardaron sus semillas y esto que se ha hecho “de toda la vida”, y que a todos nos parece tan normal y común porque lo vemos hacer a diario, ¿ porque quien no tiene un padre, una madre un abuelo/a, un hermano/a, un tío/a o primo/a que tenga un huerto y le dedique a él muchas horas al día?
Seguramente todos, o hasta puede ser que esa persona que se dedica al huerto es uno mismo, que solo espera que llegue el fin de semana para poder meterse a dar vuelta la tierra y sentirla entre sus manos, oler su perfume y sentir como se va creando la vida a su alrededor, para luego poder disfrutar de sus frutos, gozarlos con todos nuestros sentidos y compartirlos con la familia, porque quien ha comido una ensalada hecha con productos de nuestra propia huerta, sabe perfectamente que el sabor no es el mismo, que cuando preparamos una ensalada con productos comprados en un súper, esto lo sabemos todos y como lo valoramos.
Esto que parece tan normal y tan común hoy en día, dejara de serlo, y nuestros hijos o nuestros nietos no podrán gozar de este regalo de Dios.
Hace ya años que se viene diciendo que llegara un momento que tener una semilla será un crimen, sé que esto arece ciencia ficción y cuesta mucho de imaginar que una campesino ya no podrá guardar las semillas como viene haciendo desde hace miles de años, sin embargo esto es un hecho y si no hacemos algo esto tan maravilloso y simple se perderá.


¿Qué es un transgénico?


Un transgénico u Organismo Modificado Genéticamente (OMG) es un organismo vivo que ha sido creado
artificialmente manipulando sus genes. La manipulación genética consiste en aislar segmentos del ADN (el material genético)
de un ser vivo (virus, bacteria, vegetal, animal e incluso humano) para introducirlos en el de otro. Por ejemplo, el maíz
transgénico que se cultiva en España lleva genes de bacterias, para producir una sustancia insecticida.
Y la patata transgénica aprobada en marzo de 2010, lleva un gen que podría anular el efecto de ciertos antibióticos.
La diferencia fundamental con las técnicas tradicionales de mejora vegetal es que la manipulación genética permite
franquear las barreras entre especies para crear seres vivos que no existían en la naturaleza. Se trata de un experimento a
gran escala en que se nos involucra a todos en contra de nuestra voluntad. Además, la manipulación genética está basada en
un modelo científico obsoleto y que está en entredicho. El sistema de evaluación de riesgos de la UE está repleto de trampas e
irregularidades.
Tras años de debate público, la mayoría de los ciudadanos españoles, al igual que los del resto de Europa, mantiene
una actitud contraria a los transgénicos. Esta oposición ha llevado a muchas empresas a eliminar los ingredientes transgénicos de sus productos.

¿Cómo puedo actuar?

● No compres transgénicos

Para garantizar una cadena alimentaria libre de transgénicos y de sus derivados,

debemos seguir rechazando su empleo por parte de la industria. Compra productos

de la lista verde. ¡Contamos con el uso de tu libertad de elección a la hora de

comprar!

Greenpeace recomienda consumir los productos del listado verde.

● Hazte observador/a de transgénicos

En www.greenpeace.org/espana/campaigns/transgenicos, en la sección de

Observadores de Transgénicos encontrarás las explicaciones: es tan sencillo como

mirar las etiquetas de los productos que te encuentres en el mercado y verificar si

alguno de los ingredientes es transgénico. Debe tener la mención "modificado

genéticamente" o "producido a partir de -nombre del ingrediente- modificado

genéticamente".

Si se encuentra alguno, sólo hay que anotar los datos del producto (marca,

fabricante, distribuidor, ingredientes modificados genéticamente), los datos del lugar

dónde se ha encontrado (nombre de la tienda, localidad, fecha) y, si es posible, sacar una foto y, posteriormente,

informar a Greenpeace. Para ello sólo hay que enviar un correo electrónico con todos los datos y la foto a

informacion@greenpeace.es (Anotando PRODUCTO TRANSGÉNICO en el asunto).

RECUERDA: ‘Almidón modificado’ hace referencia a una transformación físico-química sin relación con los

transgénicos.)

● Devuelve los productos transgénicos

Si compras sin darte cuenta un producto cuya etiqueta indica que contiene transgénicos, pide al comerciante que te lo

cambie o que te devuelva el dinero. Pide a tus amigos que hagan lo mismo.

● Compra productos ecológicos

En la agricultura y la ganadería ecológicas no está permitido el uso de transgénicos ni sus derivados. Por lo tanto todos

los productos que lleven un sello que certifique su producción ecológica no llevan transgénicos. Esta guía no se ocupa

apenas de los productos ecológicos sino de los alimentos producidos de forma convencional, por ser estos

sospechosos de contener transgénicos.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: