Los alimentos contienen múltiples vitaminas y minerales que son requeridos para el funcionamiento adecuado de los diversos sistemas que forman nuestro cuerpo.

Sin embargo, en muchas ocasiones, no conocemos los componentes de los alimentos que ingerimos, y para poder mantener nuestro sistema inmunológico, requerimos de suplementos dietéticos, cápsulas de vitaminas y minerales, para que nuestro cuerpo reciba todos los nutrientes necesarios.

Una forma de economizar es consumir alimentos que contienen los minerales y vitaminas necesarias para satisfacer nuestras necesidades. Cabe destacar, que cada organismo es diferente, por lo cual es recomendable consultar con un nutricionista, para poder determinar cuáles son las proporciones de vitaminas y minerales que nuestro cuerpo necesita, y así consumir los alimentos indicados.

Grupos de alimentos

VITAMINAS ENCONTRADAS EN LOS ALIMENTOS

  • Vitamina A: contribuye con la vista. Se encuentra en diversos alimentos, como las zanahorias, camote, leche, huevo, espinaca e hígado de res.
  • Vitamina B1: ayuda a convertir los carbohidratos en energía, al funcionamiento del cerebro y del sistema nervioso. Se puede encontrar en las nueces y los frijoles de soya.
  • Vitamina B6: contribuye con la formación de hemoglobina, ayuda a crear anticuerpos y a estabilizar los niveles de glucosa en la sangre. Se puede encontrar en el pescado, hígado de res, aves de corral e hígado de res.
  • Vitamina B12: ayuda al funcionamiento del sistema nervioso y a formar glóbulos rojos y ADN, por lo que contribuye a combatir las condiciones anémicas. Se puede encontrar en almejas cocidas, hígado de res, atún, salmón y algunos cereales.
  • Vitamina C: ayuda a subir las defensas inmunológicas. Lo podemos encontrar en algunas frutas como kiwi, toronja y naranja; también en vegetales como brócoli, pimentones, repollo.
  • Vitamina D: Estimula la absorción de calcio y contribuye con el crecimiento de los huesos. Reduce las inflamaciones, ayuda al crecimiento celular y a crear inmunidad. Se puede encontrar en pescados como el pez espada y salmón; también en alimentos fortificados como la leche, cereales, yogur y jugo de naranja.
  • Vitamina E: es un antioxidante muy importante para la inmunidad. La encontramos en semillas girasol y almendras.
  • Vitamina K: contribuye a la coagulación de la sangre. Se encuentra en algunos vegetales como espinaca, hojas de mostaza, hojas de remolacha y nabo.

 

MINERALES ENCONTRADOS EN LOS ALIMENTOS

  • Ácido Fólico: ayuda a la creación de tejidos nuevos y a la formación de proteínas. En las mujeres embarazadas, ayuda a prevenir defectos en el sistema nervioso del bebé. Se encuentra en diversos alimentos, como vegetales de hojas verdes, frutas, nueces, productos lácteos, espinaca, granos, cereales, pan e hígado de res
  • Calcio: Fortifica los huesos y dientes. Se puede consumir en diversos grupos de alimentos, tales como productos lácteos, repollo, y alimentos fortificados como jugos de fruta y cereales.
  • Hierro: Transporta oxígeno en la sangre y ayuda al crecimiento celular. Se encuentra en lentejas, frijoles, hígado de pollo, carne de res, aves de corral y pescado.
  • Licopeno: Es un antioxidante que ayuda a prevenir enfermedades cardíacas y algunos tipos de cáncer. Se encuentra en tomates cocidos y sandía.
  • Lisina: ayuda a absorber calcio y formar colágeno para el tejido conectivo y óseo. Se encuentra en alimentos como el frijol de soya, nueces y carne de res. 
  • Magnesio: mantiene las funciones musculares y nerviosas y el ritmo cardíaco. Se encuentra en granos sin refinar, cereal integral, almendras, espinaca y marañón.
  • Niacina: ayuda al sistema digestivo, la piel y el funcionamiento de los nervios (nueces, hígado de pollo, hígado de res)
  • Omega 3: ayuda al desarrollo del cerebro y a reducir la inflamación. Se encuentra en el aceite vegetal, nueces, vegetales de hojas verdes y pescado.
  • Potasio: ayuda a la actividad cardíaca, a formar proteínas y músculos, y a convertir los carbohidratos en fuentes de energía. Se encuentra en diversos alimentos como el camote, guineo, plátano, pasta de tomate, papas, hojas de mostaza, pescado, pollo y carne de res.
  • Riboflavina: es un antioxidante que ayuda a crear energía, combatir enfermedades y producir glóbulos rojos. Se encuentra en el hígado de res y alimentos fortificados como los cereales.
  • Selenio: Es un antioxidante que ayuda a prevenir enfermedades crónicas, controlar las funciones tiroideas y el sistema inmunológico. Se encuentra en el atún enlatado.
  • Zinc: Contribuye con las funciones inmunológicas, el sentido del gusto y del olfato. Se encuentra en el pollo, carne de res y ostras.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: