El Agua

 

Los antiguos bebían agua de lluvia, de los charcos, de los ríos, arroyos y lagunas. ¿Se morían o enfermaban por beber esa agua? No, salvo casos aislados.

Nosotros no podemos hacer eso. La mayor parte de nuestros ríos, lagos, arroyos… están contaminados. Nos las hemos ingeniado para llenarlos de desperdicios y basura. Entonces qué hacemos: extraemos el agua pura de las profundidades de la Tierra. Pero como el agua es “demasiado natural” así como viene y tememos que nos haga “mal”… (O que la hayamos contaminado también con los residuos filtrados de pozos ciegos y cloacas)… la purificamos: Le echamos cloro y todas esas sustancias más adecuadas para limpiar un baño que para beber. La transformamos en “agua de red”. Pero llegada la hora de tomar esa agua…  ¡No conviene tomar agua del grifo! ¡Nooo, tiene demasiados químicos!

Entonces salimos a comprar agua mineral. Es la misma agua que la Tierra nos provee naturalmente… ¡Pero esta viene envuelta en plástico! Por lo tanto nos resulta “más aceptable”.

Si le da el sol durante una hora en alguno de sus traslados, el plástico se recalienta y emana un residuo que dentro de nuestro organismo puede derivar en cáncer. Si el agua no se vende rápido, y no se le aplican conservantes ¡Estaremos tomando agua podrida!

Pero es “agua mineral”, extraída de fuentes especiales y todos la recomiendan, incluso, como la primer agua para darle a un bebé.

Ahora, mi intriga es la siguiente. Si realmente las tormentas solares que se pronostican nos impiden continuar utilizando la electricidad y todos estos sistemas industrializados ¿Cómo vamos a vivir? ¿Qué agua vamos a tomar? Si hemos contaminado nuestros ríos y arroyos, y continuamos contaminando la atmósfera, con emanaciones químicas y fumigación de pesticidas. ¡Ni siquiera podremos beber el agua de lluvia! ¿Lo han pensado?

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: