Conclusión:

Como sabrán, estos son unos pocos ejemplos del modo  inconsciente en que influenciamos en la naturaleza, desequilibrándolo todo. No estamos hablando sólo de nutrición, ni de medio ambiente, sino de TODO ESO JUNTO. Tenemos que dejar de ver las cosas como aspectos separados, pues una lleva a la otra, y todo se cierra en un perfecto círculo, que ha sido desde siempre cuidado por la naturaleza, pero no por el hombre. Así estamos. Y luego nos quejamos de la mala salud, de la mala vida o de los tsunamis. Nuestro estilo de vida actual es para la Madre Tierra, artificialmente ofensivo.

No podemos llamar a esto “civilización”, amigos míos. No podemos decir que hayamos “evolucionado”. La Evolución en cambio llegará cuando avance nuestra Consciencia. Cuando limpiemos las aguas. Cuando dejemos de emanar tóxicos al aire. Cuando apreciemos el precioso equilibrio natural por lo que es. Cuando dejemos de manipularlo todo basándonos en los intereses propios sin medir las consecuencias. Cuando dejemos de ser tan ignorantes. Cuando asumamos que no somos víctimas de una conspiración a nivel masivo… PORQUE AQUÍ, SOBRE ESTE MUNDO, TODOS ELEGIMOS.

Elegimos saber o no saber, mirar o no mirar. Estudiar y analizar o comprar todo lo que nos vende la televisión.

La única verdad aquí es que TODOS TENEMOS EL PODER PARA CAMBIAR ESTA REALIDAD, Y MUCHO MAS POTENTE SI LA ABORDAMOS EN FORMA MASIVA.

No somos víctimas, somos simplemente, inconscientes e ignorantes que se dejan dominar. Y a menos que asumamos que NOSOTROS SOMOS LOS RESPONSABLES, no podremos hacer nada para cambiarlo.

Por lo tanto, respetemos la naturaleza respetando nuestros propios cuerpos. EL EQUILIBRIO, TANTO EN NUESTRA VIDA COMO EN EL PLANETA, COMIENZA CON LO QUE PONEMOS EN NUESTRA MESA.

 

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: