La alimentación del Bulldog Francés

 

La alimentación del Bulldog Francés es un elemento importante en la buena salud de este maravilloso moloso. No sólo influye la calidad de comida, y los tipos de alimentos, también los hábitos y horarios alimentarios para el bienestar del perro.

Si es tu primera experiencia con un Bulldog Francés, te aconsejo que leas este artículo para completar la información. Trata los 10 Mandamientos básicos y primordiales en el cuidado de los frenchies.

La alimentación del Bulldog Francés debe ser controlada. A causa de su constitución, esta raza es propensa a engordar, y puede hacerlo rápidamente. Si esto ocurriera, sería un factor de riesgo importante para su salud, ya que afectaría principalmente a su respiración, que se volvería aún más dificultosa, y podría tener un desenlace fatal. Es por eso que no hay que sobrealimentarlo, y mucho menos excederse en la cantidad de premios diarios.

La cantidad de comida dependerá de la edad del perro, el aporte calórico de la comida en cuestión, su actividad física y su peso óptimo. No es posible establecer normas generales en la alimentación del Bulldog Francés ni de cualquier otra raza, pero como guía, las bolsas de pienso para perros ofrecen recomendaciones generales basadas en el peso. Si tu frenchie es muy activo (por ejemplo, si practica agility), necesitará algo más de cantidad de alimento que los perros que no hacen mucha actividad física.

La frecuencia de las dosis de comida es diferente dependiendo de la etapa del animal. A no ser que tu perro sufra alguna anomalía clínica, la frecuencia de las dosis en la alimentación del Bulldog Francés es de 4 veces al día hasta los tres meses de edad (entendiendo que durante los dos primeros se alimentará únicamente de la leche materna), 3 veces al día desde los tres hasta los seis meses, 2 veces diarias desde los 6 hasta el año de edad, y 1 sola vez a partir del año. En este último caso, esa única ración puede ser dividida hasta en dos veces para facilitar la ingesta.

Horarios establecidos. Es importante que la alimentación del Bulldog Francés se lleve a cabo en horas establecidas, de ese modo se regularizará su digestión. Además, uno de los puntos fuertes de establecer tales horarios es que educarás a tu frenchie para ir al baño.

Recomendación de alimentos. Una gran verdad es que nuestros queridos bullys son famosos por sus pedos. Es por eso que, conviviendo con ellos, hay que adivinar qué es lo que mejor les sienta, algo que sabremos por la intensidad y el número de "aires" expulsados. Tras mi experiencia he aprendido que no puedo incluir ciertas cosas en la alimentación de mis Bulldogs, y en cambio hay otras que no deben faltar en su dieta.

Yo he comprobado que un alto porcentaje de los premios que existen en el mercado, sobre todo galletitas y cualquier otro que lleve implícita la palabra "barbacoa", no les sienta bien. Por eso prefiero premiarles con pequeñas dosis de comida húmeda (latas), o premios "light", cuya composición es mucho más suave, además, la comida húmeda forma parte también de la alimentación del Bulldog Francés.

Por otro lado, cierto es que el pienso no ayuda a que ingieran menos aire, al contrario, pero también es la alimentación más completa, ya que cuenta con todo lo que nuestros perros necesitan. En mi experiencia, los mejores piensos para mis perros son aquellos que contienen una baja cantidad de cerales, y un alto contenido en carne. Desde aquí, las marcas que yo recomiendo son "Orijen", "Lukullus", y "Lupo Sensitiv". Hay otras dedicadas al Bulldog Francés en especial, pero por su composición (más cantidad de hidratos que proteínas) no me parecen demasiado buenas para su alimentación.

Cada Bulldog Francés es diferente, así que no digo en absoluto que las que yo uso sean las mejores marcas. Sí digo, en cambio, que en mi experiencia personal con mis dos frenchies, son las que mejores resultados me han dado en su alimentación.

Si estás pensando en cambiar la marca de la comida de tu Bulldog Francés, no lo hagas repentinamente, de un día para otro. Esto podría causarle muchos problemas, diarreas y demás irregularidades digestivas. Por eso es necesario que te tomes tu tiempo para cambiar su alimentación y lo hagas muy despacio, introduciendo en su comida (su marca habitual) pequeñas dosis de la nueva marca durante días. Estas dosis se irán aumentando hasta llegar al cambio completo.

Terminar diciendo que LA ALIMENTACIÓN DEL BULLDOG FRANCÉS no es quizá la más sencilla de todas, pero merece la pena adoptar a uno de estos molosos. Todo lo que te dan a cambio supera con creces cualquier otra dificultad a la hora de cuidarlos.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: