La Alhambra de Granada es una ciudad palatina andalusí. Su nombre significa fortaleza roja. Consta de un gran complejo palaciego y fortaleza que alojaban al monarca y a la corte del Reino Nazarí. En 1492, con la conquista de Granada por los Reyes Católicos, la Alhambra pasa a ser palacio real, y la monarquía introduce modificaciones que dejarán huella en su arquitectura con el paso de las décadas, como el palacio de Carlos V. Es un complejo monumental arquitectónico con gran atractivo por su riqueza y exquisitez decorativa, así como por su perfecta simbiosis con la naturaleza al estar emplazada en el entorno montañoso típicamente granadino, pues ocupa la mayor parte del cerro de La Sabika.

El Comité del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco declaró la Alhambra y el Generalife de Granada como Patrimonio de la Humanidad en 1984. En 2011 se convirtió en el monumento más visitado de España, recibiendo casi 2 millones y medio de visitantes que se dejaron impresionar por el hechizo que esconden sus muros, caminos, jardines, cúpulas y arcos.

Desde el primer momento en el que se atraviesa la entrada al complejo monumental, se siente el gusto, empeño y perfeccionismo que se puso para crear un magnífico lugar, un pequeño paraíso terrenal cuidado hasta el más mínimo detalle, adornado por plantas, fuentes, azulejos, baldosines, ventanales, arcos típicamente andalusís, y todo ello jugando con la luz de las distintas etapas del día, con la naturaleza, y con las impresionantes vistas completas de la bella ciudad de Granada.

No es de extrañar que grandes personajes de la historia demostraran su humanidad, y que no son tan diferentes al resto de los mortales, cuando tras visitar este hermoso lugar se vieran envueltos en el embrujo de su historia. Washington Irving es un claro ejemplo de ello, quien escribió 'Cuentos de La Alhambra' en una habitación que podemos visitar hoy por hoy dentro del complejo.

El lugar consta de muchas zonas interesantes para ver, por lo que si se quiere disfrutar al cien por cien del monumento es recomendable pasar en la gran fortaleza roja y sus aledaños un día completo o dos de visita. 

Las entradas para la visita general diurna cuestan 13 euros, y el recinto cuenta con un parking económico para dejar el coche, aunque también se puede acudir mediante autobús desde el centro de la ciudad de Granada.

Podemos deleitarnos con la alcazaba, lugar de vigilancia desde lo alto del cual se pueden tomar excepcionales fotografías de la ciudad. También los Palacios Nazaríes, sin duda el lugar de mayor encanto y afluencia, pues en ellos se encuentran el famoso Patio de los Leones, la Sala de los Reyes, el Patio de los Arrayanes o el Mexuar. Además de no olvidarnos de visitar los restos de la residencia del sultán Yusuf III, que son el Peinador de la Reina, el Partal o las Habitaciones del Emperador. 

Como recomendación, no podríamos irnos del lugar sin hacer una visita nocturna, disfrutando de la iluminación de los jardines, tan cuidada por el Patronato y los responsables de la conservación del emplazamiento, sobre todo recomendable visitarlo una vez caiga el sol en estas fechas, aprovechando el buen tiempo característico del verano.

 

La ciudad de Granada

Vista de la ciudad granadina desde un ventanal con arco árabe

Ornamentos que podemos encontrar en La Alhambra

El Partal, residencia de Yusuf III

Fuente de los Leones del Patio de los Leones en La Alhambra

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: