para la piel

Las algas son una fuente de vida, las cuales poseen muchas variedades concentradas en muchas riquezas del mar, entre ellas vitaminas proteínas y aminoácidos y muchas más, las cuales vienen siendo muy beneficiosos para nuestra piel. Estas al ser utilizadas como uso cosmético para nuestra piel le proporcionan innumerables elementos vitales para su salud y su belleza.

para la piel

Las ALGAS MARINAS son conocidas por sus inmensas propiedades terapéuticas, son uno de los elementos naturales con más beneficios en nuestro organismo, actualmente se producen 50 a 70% del oxígeno en nuestro planeta.

Entre las funciones principales en las algas destaca su gran poder de hidratación y ayuda a incrementar las defensas naturales de este organismo.

Logrando ser un antibiótico, antioxidante y antiviral lo cual es de gran ayuda retrasando el envejecimiento cutáneo, tiene muchas propiedades efectivas cuando es utilizado como una terapia de masajes ya que ayuda combatir celulitis, estrías y es de gran ayuda para perder peso.

La ALGAS MARINAS son genéticamente las plantas más antiguas de la tierra ya están reconocidas por los expertos como extremadamente ricas en minerales y micro elementos.

En el fondo del mar existen millones de especies vegetales listas para ser utilizadas, pero en cuestiones de cosmética las más utilizadas son las algas ya que poseen mayor facilidad de emulsionar las cremas sin añadir aceites, lo que permite obtener una mayor textura ligera y de frescura para la piel, y sin que estas pierda sus aportes minerales, vitaminas, yodo o el magnesio

para la piel

Mascarilla casera a base de ALGAS MARINAS:

Ingredientes:

1.- Una cucharada de polvo de algas.

2.- Cucharadas de agua caliente.

1.- Cucharada de gel de aloe vera.

1.- cucharada de miel real.

5.- Gotas de aceite esencial de romero.

Modo de preparación:

Tomas un pequeño frasco, y colocas las algas en él, añades agua hirviendo y mezclas con una cuchara de forma envolvente, poco a poco vas añadiendo sin dejar de mezclar el aloe vera y la miel, y finalmente colocas el aceite esencial sin dejar de envolver.

Aplicas la mascarilla por toda la cara y el cuello, dejándola actuar por aproximadamente 20 minutos; después limpias con agua tibia y pañuelos de papel suaves.

Colocala una vez cada quince días y sentirás tu piel más hidratada y fresca.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: