vitaminas

ALFALFA

La ALFALFA es una planta de tallo largo con hojas verdes que crece prácticamente en cualquier lugar, en muchas ocasiones hasta junto a la calle y se cultiva en campos agrícolas para su uso fitoterapéutico. Puede alcanzar una altura de unos cuatro centímetros aproximadamente. Tras unos estudios, se ha comprobado que esta planta, la alfalfa, posee una gran cantidad de propiedades curativas, así como vitaminas y minerales, siendo probablemente una de las plantas más completas en cuanto a sus propiedades.

Se vende habitualmente en los herbolarios como tintura, jugo y comprimidos. Aunque estos mismos estudios realizados hasta ahora sobre esta planta, no han podido confirmar aún la completa seguridad a la hora del consumo de la alfalfa, por lo cual se desaconseja un uso prolongado de la misma, para evitar cualquier complicación a largo plazo. Incluso tratándose de un producto natural, se debe tener cuidado, sobre todo si se padece una enfermedad grave como es, por ejemplo, el caso de la diabetes.

¿Cuáles son sus cualidades?

La alfalfa contiene diversos ácidos, alcaloides, vitaminas A – B – C y H, proteínas, isoflavonas, aminoácidos, aluminio, calcio, boro, cromo, cobalto, fósforo, hierro, magnesio, manganeso, potasio, selenio, silicio, sodio y zinc (entre otros).

Uso

Según los estudios realizados, la alfalfa posee propiedades curativas en el sistema digestivo, favorece la circulación de la sangre, funciona como diurético, aporta hierro para combatir la anemia, favorece las hormonas gracias a sus Isoflavonas durante la menopausia, es ideal como antiinflamatorio gracias a su contenido de fitoestrógenos, limpia el hígado…

El campo en el que se puede utilizar este producto es bastante amplio, aunque se debe cuidar de que su uso siempre sea controlado por un especialista para evitar contraindicaciones como, por ejemplo, la sensibilización de la piel y el efecto de la exposición al sol durante su ingesta mediante un tratamiento temporal.

Es un producto que ayuda a solventar una serie de problemas como puede ser la caída del cabello; no obstante, siempre se debe controlar cualquier ingesta y tomarlo con consciencia y con conocimiento. Nunca se debe auto medicarse para evitar empeorar el mal con un remedio por muy sano y completo que pueda parecer.

La alfalfa ayuda a controlar hemorragias (por ejemplo durante una menstruación abundante) y bajar el colesterol total, así como el colesterol malo. Los pacientes que sufren cualquier afección de las aquí mencionadas, pueden pedir la opinión de un profesional sobre el uso del alfalfa para mejorar su estado de salud para conocer tanto sus beneficios, como las contraindicaciones.

Como último queda mencionar que en la cultura china es habitual utilizar la alfalfa en sus recetas culinarias.

vitaminas

vitaminas

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: