No soy un habitual crítico de Alexa Chung, más bien soy del bando de sus fieles admiradores, pero en las últimas ocasiones ya he visto varios looks en los que la británica más de moda no ha lucido tan bien como era de esperar en ella. Con motivo de la cena que organizó Donatella Versace en Londres la historia se repitió.

Alexa Chung optaba por un vestido de Charles Anastase, de la colección Primavera-Verano 2011 que no le favoreció en absoluto. Un escote barco con tirantes y un lazo amarillo que rompía el dominio del blanco del vestido, el cual parecía estarle grande y sin gracia. A esto se unió su peinado, nada favorecedor.

Ya con el abrigo puesto, Alexa Chung estaba más guapa, pero el daño estaba hecho.

En la misma fiesta pudimos ver a January Jones con un estilazo increíble. Habitual en ella, muy rígida, con un vestido de Versace en negro, de la próxima colección Primavera-Verano 2011 con toda la espalda al aíre y un espectacular moño.

Por último vimos a Poppy Delevigne, el último fichaje de Mango, con un precioso vestido rojo muy corto y de mínimas mangas.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: