Ante la vista de que muchos han pensado o siguen pensando en emigrar a Alemania, he aquí un pequeño resumen acerca de algunos puntos de este país:

Alquiler: Los apartamentos se alquilan SIN muebles, es decir, completamente vacías. Tampoco hay cocina. En el mejor de los casos, y eso sí lo tienen muchos, es el baño completamente equipado. No obstante, en algunos casos también los hay sin baño. Hasta las paredes habrán de ser pintadas por el inquilino, aunque en Alemania se utiliza más el tapiz. Desde antaño, la gente tapiza sus paredes, lo cual protege un poco más ante el frío.

Cuando uno busca un apartamento para alquilar, muchas veces no se lo enseñan a una sola persona, sino a un grupo de varios interesados, para así ahorrar en tiempo. Es más, en algunas ciudades hasta cobran por enseñarlo y este dinero no se recupera.

Bürgeramt: así se llama la dependencia donde cada persona debe registrarse con la dirección donde vive, es como empadronarse en el ayuntamiento en España. En Alemania es obligatorio estar empadronado. Cuando se cambia de dirección, hay que volver a empadronarse con el nuevo domicilio en el Bürgeramt más cercano.

Krankenkasse: es el seguro obligatorio en Alemania y equivale a la Seguridad Social en España. En Alemania no hay una única Seguridad Social, sino hay diferentes, como por ejemplo la AOK, Barmer Krankenkasse, TKK (Techniker Krankenkasse)…. Aunque es obligatorio asegurarse en este país, cada uno puede elegir el seguro que quiere. Eso sí, para optar a la Krankenkasse hay que traer el formulario E104 de la Seguridad Social de España perteneciente al municipio donde la persona estaba empadronada.

Rentenversicherung: Esto es el seguro de jubilación (Rente = renta, jubilación / Versicherung = seguro). Cada ciudadano necesita un número afiliado para el seguro de jubilación. Este número lo pide la empresa para la que se va a trabajar, porque restan para ello un porcentaje del sueldo bruto y se refleja en la nómina. Es decir, cada trabajador paga este seguro.

Sozialversicherung: Esto es un seguro social. También para ello se obtiene un número de afiliado de Hacienda e igualmente que con el seguro de jubilación, para el seguro social se resta un porcentaje del sueldo bruto y está reflejado en la nómina. Este seguro sirve para el paro o ayudas sociales que pueda necesitar la persona en un momento dado durante su vida laboral.

En cuanto al pago de los impuestos, no todas las personas pagan lo mismo. Eso varía según la situación personal: si estás casado/a con hijos, casado/a sin hijos, soltero/a con hijos, soltero/a sin hijos… Cuando uno empieza a trabajar en por primera vez, debe solicitar un formulario en Hacienda después de haber facilitado sus datos personales para que Hacienda determine a qué grupo o clase pertenece el individuo y este formulario que se recibe se debe entregar en el departamento de personal de la empresa para la cual se va a trabajar.

Los alemanes se toman la burocracia muy en serio y, al principio, son muchos los formularios que rellenar y presentar. Hay mucho camino que recorrer y se tarda tiempo porque, además, se lo toman con tranquilidad. Pero, dentro de lo que cabe, funciona bien.

Para trabajar en Alemania, lo ideal es poseer una base del idioma y hablarlo a nivel B1. El conocimiento de los idiomas en este país se clasifica en diferentes grupos: A1 (inicial), A2 (avanzado), B1 (intermedio), B2, C1 y C2 (materno/maestría).

Lo que funciona muy bien es la oficina de correos. Lo curioso es que los carteros aquí van en bicicletas adaptadas para su oficio.

Clima: es bien sabido que, en comparación con España, en Alemania hace bastante frío. En invierno suele caer nieve, en otoño y primavera llueve bastante. El verano en cuanto a temperaturas agradables o altas suele ser corto. Así que hay que abrigarse bien.

Retomando los impuestos, queda por comentar que en este país, en Alemania, hay que pagar un impuesto por cada perro que una persona posea. Este impuesto es de cien euros anuales. A parte de eso, hay que recoger los deshechos de la calle y llevarlo a pasear con la correa. Hay que vacunarlo correctamente y todo lo demás que conlleva mantener un perro corre a cuenta de su dueño.

Tráfico: entre los autobuses, tranvías, metros y trenes, se puede viajar bien tanto dentro de las ciudades como por todo el país. Las conexiones son buenas, aunque se sufren retrasos alguna que otra vez.

Trabajo: para cualquier tipo de trabajo, se pide titulación. De lo que se busca bastante es personal cualificado de Geriatría para cuidar a personas mayores, tanto en residencias como en sus hogares.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: