La Alcazaba de Badajoz está situada en el Cerro de la Muela, donde transcurrió mi niñez, rodeando el antiguo Badajoz de la época musulmana. Al norte está rodeada por el Río Guadiana, donde pasaba días enteros banñandome con la familia, cosa que ahora no se puede hacer por que el rió esta contaminado como casi todos los de España, y al este por el Arroyo Rivillas, sitio donde cogíamos berros que al igual que los baños eso se termino, que confluye con aquel bajo el ángulo noreste. En ambos frentes existen fuertes pendientes en el terreno que aumentan el carácter defensivo de la Alcazaba, Alcazaba que una vez restaurado puedes ver en estas fotos recientes, lo cual se refuerza con los fosos naturales que representan los ríos. La Alcazaba se construyó en un lugar estratégico para el control del paso natural norte-sur y este-oeste.

Tal y como se conserva hoy, fue construida por los Almohades en el siglo XII, aunque tiene su origen en la cerca que ya en el siglo IX se construyó al fundar la ciudad. La Alcazaba de Badajoz fue la morada de los monarcas del Reino de Badajoz o Taifa de Badajoz, durante los siglos XI y XII y que es de una belleza sin par.

Todo el recinto amurallado de la Alcazaba, como puedes ver, fue declarado Monumento Histórico-Artístico por decreto el 3 de junio de 1931.

El recinto acoge el Museo Arqueológico Provincial en el Palacio de los Duques de la Roca, también declarado Monumento Histórico-Artístico, en 1962. En lo que fuera anteriormente el Hospital Militar se encuentra actualmente la Biblioteca de Extremadura y la Facultad de Biblioteconomía y Documentación de Extremadura.

Hoy de la mano de nuestro amigo Francisco Arroyo, vamos a recorrer este lindo recinto.

Tomamos unos  libros bajo el brazo, que mas tarde nutriran nuestro saber, y nos vamos a pasear mientras las sabias palabras de nuestro amigo Francisco Arroyo dan cultura a mis sentidos del audio.

Agradecer y saludar a Don Francisco Arroyo Cortés.


Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: