fotografia

Recién fallecido nuestro Sancho Gracia, (Curro Jiménez) el bandolero más atractivo en la ficción (los de verdad eran más bien feíllos) nos salta a la actualidad Sánchez Gordillo, el famoso alcalde "rojo" de Marinaleda con otra de sus espectaculares proezas. Varias y sonadas han sido sus ocupaciones de fincas, huelgas de hambre, etc, pero ahora "aprovechando el pánico" le pone otra pincelada de color a la enorme y dilatada obra de su vida.

fotografia

fotografia

Muy conocido por su vinculación con el movimiento nacionalista andaluz y la lucha jornalera y obrera en general, es protagonista últimamente por su apoyo a la retirada de alimentos en supermercados para dárselos a los que no tienen nada. Es alcalde de un pueblo que no tiene crisis y desde las primeras elecciones democráticas tras el franquísmo en 1979, accedió a la alcaldía de Marinaleda donde fue impulsor de un programa que incluye una planificación urbanística que impide la especulación y permite que los vecinos del pueblo accedan a una vivienda desde 15 euros al mes en un proceso de autoconstrucción. Su proyecto de basa en la igualdad y participación de los habitantes en los asuntos del pueblo por medio de asambleas.

fotografia

fotografia

Este alcalde siempre ha sido ese uñero molesto que ha denunciado las injusticias que se han cometido con Andalucía siguiendo las políticas que en su momento fomentó la dictadura de Franco. Ahora y tras los acontecimientos de la retirada de alimentos, como acto simbólico de la situación extrema en la que se encuentran muchas familias, asegura que va a renunciar a su condición de aforado por si deciden meterlo en la cárcel. "Aquí publícamente renuncio a mi condición de aforado y que me detengan, para mi será un honor".

fotografia

El entrar en un supermercado a retirar alimento, no es el mejor sistema ni va ha resolver el problema enquistado de la situación que se vive en España, pero si despierta conciencias. Que el Gobierno de Rajoy no sabe como levantar el país, es la opinión  de la gran mayoría que le votaron y que ahora se tiran de los pelos cuando ven que les han quitado la paga extra de Navidad. Y es que el PP anda muy ocupado en absolver defraudadores de Hacienda y redimir banqueros corruptos y en hacer otra vez dos Españas, pero esta vez no una diestra y otra siniestra, sino una más rica y otra muy pobre.

fotografia

No es raro que ocurran actos simbólicos como este de los seguidores de Sánchez Gordillo, por mucho que pongan el grito en el cielo los asíduos comentarístas de Intereconomía diciendo "que mala imagen estamos dando fuera". Mejor harían comentando la imagen que se vive dentro, con una amnistía fiscal para corruptos y los pobres desahuciados durmiendo en las aceras.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: