melanina

Albinismo

El albinismo es una enfermedad congénita basada en la ausencia de la pigmentación o melanina. La melanina se distribuye normalmente por todo el cuerpo y se encarga de proteger la piel y los ojos de los rayos de sol. No obstante, hay personas que nacen sin la melanina que produce la ausencia de la pigmentación en la piel. Por lo tanto, estas personas nacen blancas totalmente, incluyendo el cabello, las cejas y los párpados. Estas personas deben extremar los cuidados al exponerse al sol, porque se pueden quemar mucho más rápidos y más fuertes que una persona normal. El albinismo es hereditario.

La ausencia de melanina o pigmentación existe también entre los animales y las plantas, no sólo es un problema congénito de la humanidad. Hoy en día existen muchas personas con la hipo pigmentación.

melanina

melanina

melanina

Aunque tal vez lo más curioso es ver a una persona de raza negra con esta enfermedad congénita, pero sí las hay. No obstante, un ALBINO NEGRO es como ver a un blanco con las características de una persona de raza negra, el cabello rizado, la nariz más ancha… Estas personas son perseguidas en su país de origen por lo cual viven con miedo constantemente, algunos escondidos y otros intentan huir a otros países donde poder vivir tranquilamente.

melanina

Este es el caso de Tanzania donde, por las creencias que mantienen sus habitantes, los albinos son perseguidos. El propósito de la persecución es matarles para luego vender sus órganos. Pero Tanzania no es el único país. El caso se da en diversos países del continente africano, el continente de las personas de raza negra que por sus creencias y supersticiones persiguen a los albinos para sus ceremonias de brujería y sacrificios. Tal vez suena un poco raro que las mismas personas de la raza negra se persigan entre sí.

Hubo un caso de un africano albino de veintisiete años procedente de Mali que llegó con otros compañeros a Tenerife en una embarcación, porque huía de su país natal. Su nombre es Moszi Abdala. En su país tenía serios problemas de conciliar una vida “normal”, lo cual incluía encontrar un trabajo. Esto era prácticamente imposible, ya que sufría discriminación y persecución por sus propios compatriotas debido a su condición congénita. De Tenerife siguió a Madrid, donde finalmente se le perdió el rastro. Pero su historia se publicó en los periódicos y conmovió a mucha gente, ya que por su condición tenía dos enemigos de por vida, por un lado el sol y por otro la sociedad de su propio país. No obstante, no es el único caso aislado que huye de los suyos para pedir asilo en otros países con la esperanza de una vida mejor.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: