fotografia

Especie asiática del género Prunus de la familia de las rosáceas, Prunus nume es un arbolito desde la antigüedad ha estado muy solicitado pues es pequeño pero matón ya que florece el primero a finales de enero y febrero, cuando el frío aún aprieta. Los colores de sus flores van desde blancas, rosas y rojo intenso y el fruto madura a primeros de junio. Según parece su origen es chino pero fue llevado a Corea y Japón donde adquirió gran popularidad por sus bonitas flores. Aunque también lo llaman ciruelo, lo cierto es que sus frutos están más cerca de los albaricoques.

fotografia

Los japoneses cultivan este árbol desde hace más de mil años por motivos ornamentales y durante su floración son muchas las fiestas que se celebran. Muy valorados para realizar bonsáis se adaptan muy bien a este medio siendo muy solicitado por su bonita floración y la facilidad con la que enraízan sus esquejes aunque también se reproducen por el hueso que tiene en la semilla. Lo que más sorprende es la gran cantidad de frutos que puede presentar un bonsái de esta variedad de albaricoque.

fotografia

Las flores son perfumadas y salen en las ramas mucho antes que las hojas que no salen hasta marzo o abril cuando las flores se convierten en frutos que suelen madurar en junio. Los aficionados a los bonsái son muy aficionados a estos pequeños árboles frutales por la belleza que ofrece con su floración en un tiempo que aún es invierno. adelantándose de forma sorprendente en su floración a todos los árboles del mundo.

fotografia

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: