ajos cultivarlos en casa

AJOS: CÓMO CULTIVARLOS EN CASA

   Los ajos son un condimento imprescindible en muchos platos de la dieta mediterránea. Cultivar ajos en casa, en una maceta o jardinera, no es muy difícil ya que los ajos requieren poca tierra y pocos cuidados. Se desgrana una cabeza de ajo, y se planta por separado cada diente de ajo, con la punta más fina hacia arriba. No hay que enterrarlos demasiado, como mucho a 5 centímetros de profundidad, incluso menos, lo justo para que los cubra la tierra. La distancia entre unos dientes y otros debe ser más o menos de 10 centímetros.

ajos cultivarlos en casa

   Una vez plantados se riegan, pero no conviene regarlos mucho, no más de una vez cada 15 días. En lugares lluviosos ni siquiera hará falta regarlos después de la primera vez si la maceta o jardinera se halla en un jardín. Si los ajos están en una terraza o balcón habrá que valorar si recibe suficiente agua de lluvia o no, y regarlos cada dos semanas en caso de que no reciban agua. Si se puede, es mejor que la maceta esté en una zona soleada.

ajos en maceta

   Los ajos se plantan en otoño e invierno, es decir entre octubre y enero. Es recomendable, pero no imprescindible, plantarlos en una tierra donde haya habido un cultivo antes. En lugares fríos donde la maceta pueda estar sometida a heladas, se recomienda atrasar el momento de plantación de los ajos hasta el mes de marzo, para no someterlos a las heladas de enero y febrero que podrían acabar con ellos. Los ajos plantados en otoño tardan unos 8 meses en estar listos para su uso. Los que se plantan en primavera tardan sólo 4 meses, pero no son tan buenos como los plantados en otoño, ni en sabor ni en tamaño.

ajos en casa

   Hay personas a las que no les agrada el olor ni el sabor del ajo, sin embargo para la mayoría los ajos son indispensables en la cocina, ya que es un alimento saludable que da muy buen sabor a una gran variedad de platos. Además los ajos son muy beneficiosos ya que tienen propiedades que ayudan a mejorar la salud. Entre otras cosas los ajos son diuréticos, expectorantes, favorecen la fluidez de la sangre, fortalecen el sistema inmunológico, y también es recomendable su consumo en casos de procesos infecciosos y cuando se padece hipertensión. Aunque también es cierto que estos beneficios se obtienen mejor cuando los ajos se consumen crudos.

gambas al ajillo

 

Créditos fotos ajos (cómo cultivarlos en casa)

1-Szafirek
2-Tea-pot
3-Downtowngal
4-Hotblack
5-Javier Lastras

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: