El ajo, un remedio natural excelente. Diente de ajo

El ajo, un remedio natural excelente

EL AJO es un remedio natural excelente. El ajo ha sido considerado desde la Antigüedad greco-romana como una ESPECIA MEDICINAL para uso diario, que permite curar muchas enfermedades y fortalecer el corazón. El ajo reduce el COLESTEROL malo (LDL) y regula la hipertensión arterial. Además, es uno de los mejores antibióticos naturales y uno de los alimentos básicos de la mejor dieta del mundo: la dieta mediterránea

A continuación, mostramos cuatro remedios naturales con ajo para combatir la HIPERTENSIÓN ARTERIAL y otras enfermedades.

Sal de ajo

Ingredientes

6 dientes de ajo 2 cucharadas dde aceite de oliva virgen extra (60 ml).

Preparación

Quitar la piel de los dientes de ajo y saltear en una sartén con aceite de oliva. Una vez dorados, apagar el fuego y meterlos en un frasco de vidrio, una vez retirado el aceite, a fin de que no se ablanden demasiado. Aplastar un diente siempre que se necesite dar al plato un poco más de sabor.

Ajo en el desayuno

Se trata de un remedio natural ideal para regular la hipertensión arterial. Además, permite depurar el hígado, combatir la fatiga física y prevenir numerosas infecciones.

Contra la hipertensión arterial, lo ideal es consumir dos dientes de ajo crudos diluidos en un vaso de agua. Aunque pueda resultar un poco fuerte, merece la pena por los beneficios que aporta. Los resultados se harán patentes al cabo de veinte días. Para combatir el mal aliento basta con tomar zumo de limón o mascar una hoja de menta.

Ajo macerado en aceite de oliva

Se trata de un remedio natural ancestral que permite reducir la HIPERTENSIÓN ARTERIAL de un modo muy simple. Además, es una preparación culinaria muy sabrosa y original.

Ingredientes
• 20 dientes de ajo pelados.
• Un litre de aceite de oliva virgen extra.
• Un tarro de cristal

Preparación
Pelar los dientes de ajo y partirlos por la mitad. Llenar el tarro de cristal con un litro de aceite de oliva e introducir los dientes de ajo previamente pelados y tenerlos macerando durante tres semanas.
Se consume untado en una buena rebanada de pan. Se recomienda consumir dos dientes por día.

El té de ajo
El té de ajo es también un remedio natural muy antiguo, ideal para el cuidado del corazón, para perder peso, combatir las infecciones y frenar el envejecimiento prematuro, gracias a su contenido en vitaminas, minerales y antioxidantes. Lo ideal es consumirlo en el desayuno o 20 minutos después de desayunar.

Ingredientes

• Un diente da ajo.
• Un vaso de agua (200 ml).
• Un poco de jengibre rallado (3 g).
• 1 cucharada de zumo de limón (15 ml).
• Une cucharada de miel (25 g).

Preparación
• Poner el agua a hervir en una cacerola. Una vez que comience a hervir, añadir el diente de ajo previamente picado, el jengibre rallado, la miel y el limón. Revolverlo bien y dejarlo cocer durante 20 minutos. Transcurrido este tiempo, filtrar el contenido de la cacerola y conservar la infusión.

El ajo, un remedio natural excelente. Té de ajo

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: