El director general de Air France-KLM, Pierre-Henri Gourgeon, explicó hoy como piensa hacer bajar los costes y ampliar alianzas, tras anunciar 613 millones de euros de beneficios en su último ejercicio contable, en contraste con los 1.559 millones de euros de pérdidas registrados en el anterior.

El grupo franco-holandés propietario de Air France ha iniciado ya "una pequeña revolución", explicó en una entrevista al vespertino Le Monde Gourgeon, al día siguiente de que su mandato fuese renovado por el consejo de administración y a la espera de que el próximo día 7 la asamblea general de accionistas lo corrobore.

La compañía aérea, que proyecta abrir cuatro bases en provincias, la primera de ellas en Marsella, el próximo 2 de octubre, y las otras tres -cuya sede no precisó- en la primavera de 2012, aspira a "utilizar más intensivamente" sus aviones y en consecuencia reducir los costes "en alrededor un 15 %", resaltó Gourgeon.

La nueva estrategia en curso, con la que Air France-KLM intenta afrontar en mejores condiciones la competencia de las compañías de bajo coste, incluye una propuesta al personal navegante, "sobre la base del voluntariado", de que haga más horas de vuelo en menos días, y al personal de suelo "una organización más flexible y polivalente", explicó, lo que permitirá abrir "líneas suplementarias en Francia y también hacia Europa" para brindar pasajes aéreos low cost, agregó.

Gourgeon adelantó, asimismo, que entre las prioridades de su próximo mandato figura la de poner en marcha funciones mucho más integradas "que permitan acoger una o más compañías" en el grupo.

En la actualidad los dirigentes de AF-KLM tienen todos un doble mando, ejercen a la vez una responsabilidad en el grupo y otra en una de las dos compañías, pero habrá que "hacer evolucionar el grupo", integrando más funciones, más visibles, tanto en los aspectos financieros y contables, como en los informáticos, en la coordinación del crecimiento o la estrategia de la alianza, indicó.

 

El primer objetivo será llevar al grupo a un nivel de rentabilidad "que le permita invertir a la vez que reduce su endeudamiento", resaltó.

 

Es "indispensable" ser "extremadamente ágiles", añadió el director general al subrayar "la ventaja" tomada en el terreno de los largos recorridos entre Europa y China donde AF-KLM teje ya "una poderosa red" que le permitirá "resistir a las compañías del Golfo".

 

Respecto al impacto del aumento del precio del petróleo, que pasó 85 dólares el barril en noviembre de 2010 a 125 el pasado marzo, Gourgeon subrayó que el carburante corresponde al 20 % del precio del billete en los vuelos de recorrido medio y a un tercio en los de largo recorrido.

 

Por lo que "si la demanda se mantiene fuerte, el precio del billete podrá absorber dicho aumento", pero si ese precio pesa en la demanda, "habrá que reducir" su oferta, manifestó.

 

El pasado octubre la compañía de bajo coste irlandesa Ryanair anunció que a partir de enero de 2011 cerraría su base de operaciones en Marsella (sureste), tras ser imputada por la justicia francesa por trabajo encubierto al contratar a sus alrededor de 200 empleados según las normas del derecho irlandés y no el francés.

 

Poco después, la filial de bajo coste y chárter de la compañía franco-holandesa Air France-KLM, Transavia anunció su intención de recuperar una parte de la actividad de Ryanair, en especial para vuelos con destino al Magreb.

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: