deporte

El Aikido es un deporte de defensa personal originariamente de Japón. Su intención principal es disuadir al atacante, neutralizar su agresividad aprovechando sus ataques para hacerle caer. No tiene por objetivo derrotarlo, como ocurre en otros artes marciales.

El que ejerce el arte del Aikido utiliza técnicas de proyección y de inmovilización para desequilibrar al adversario. Durante su aprendizaje y el entrenamiento se mejora la salud mediante técnicas empleadas para una mejor respiración y se emplean técnicas para la mejora del equilibrio corporal. La práctica de este deporte se basa en una doctrina de la moral aparentemente contrapuesta, ya que se da importancia a la no violencia y el código de honor llamado Budisha. Durante su estudio y práctica se adquieren cualidades como la amabilidad, el coraje, educación, bondad y autodominio. Este arte del Aikido se basa en la autodefensa sin hacer daño al atacante.

El Aikido es un deporte relativamente joven que nació en el siglo XX. Fue creado por el maestro japonés Morihei Ueshiba en los años 1930 y 1960. Este maestro estudió diferentes artes marciales con y sin armas en varios colegios de Japón. En 1941 abrió su propia escuela en Tokyo y desde ahí fue desarrollando técnicas propias que le alejaron de aquellas que aprendió al principio hasta convertir en Aikido que se conoce hoy en día. Los movimientos de los brazos se asemejan a los movimientos que se suelen utilizar en el manejo del sable.

Aquellos alumnos que aprenden este deporte durante su infancia, aprenden el Aikido con la ausencia de combates, a diferencia con los demás artes marciales, donde el combate forma parte como un complemento importante para aprender a aplicar el conocimiento y las técnicas adquiridas.

Este deporte, el Aikido, tiene hoy en día varios adeptos y fue llevado a la gran pantalla en diferentes películas, igual que el Kung-fu (de China) y el Kárate (de Japón). Así como asociamos a Jakie Chan con el Kung Fu y Jean Claude van Damm o Chuck Norris con el Kárate, tenemos también un ejemplo muy conocido en las películas con el arte de Aikido. Se trata del actor Steven Seagal, quien siempre aparece siempre muy relajado en las escenas, aunque tenga que defenderse o combatir. Está por encima de cualquier situación de peligro que se le presenta.

Si alguien quiere aprender un deporte de defensa personal o arte marcial, independientemente de la disciplina, nunca lo debe practicar sólo en casa. Es mejor apuntarse en un centro oficial bajo la vigilancia de un profesional examinado y experimentado.

deporte

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: