ahorro

AHORRAR CON LAS OFERTAS

ALGUNOS BANCOS Y COMPAÑÍAS AYUDAN A AHORRAR CON LAS OFERTAS

AHORRAR CON LAS OFERTAS: En el siglo XXI, los bancos poseen un alto porcentaje de poder y el consumismo está a la orden del día. Los Reyes, el día de San Valentín, los Carnavales, la Semana Santa… la publicidad, los anuncios omnipresentes y de todo tipo, incita a consumir cada vez más. Comprar un coche y/o una casa, irse de vacaciones, ir al cine o de copa con los amigos… el mundo actual ofrece un sinfín de oportunidades para mantener una vida social que roza en algún momento la obligación, si queremos encajar en la sociedad. Nadie quiere ser el blanco de críticas negativas.

Mantener el ritmo hoy en día no es nada fácil. AHORRAR parece misión imposible. Llegar al final del mes se hace cuestas arriba. Y mejor no recordar los imprevistos. Siempre aparecen en el momento menos oportuno. Mientras el consumidor se empeña por no quedar atrás, la lucha por ahorrar se hace cada vez más latente. Sin embargo, tenemos la suerte de poder elegir, porque la competencia, hoy por hoy es grande. Así como hay mucha demanda, también hay una gran variedad de ofertas. Ello obliga a las empresas a lanzar ofertas para atraer a los clientes.

Para poder AHORRAR, el primer paso es concienciarse de:

  1. Cuántos ingresos mensuales tenemos.
  2. Cuáles son nuestros gastos mensuales.
  3. Cuáles son nuestras necesidades.

Ello nos obliga a sentarnos con un papel, un lápiz y una calculadora para sacar cuentas. La mejor forma de tenerlo presente, ingresos – gastos – necesidades, es tener todo detalladamente anotado y a mano.

La competencia entre las empresas es enorme. Por ello, sacan continuamente ofertas, algunas más atractivas que otras, para incitar al consumidor a cambiarse de empresa. Pero, las ofertas también tiene su punto de peligro. Las empresas buscan el consumo, que el cliente invierta y gaste. El ahorro estará en comparar las ofertas, analizarlas bien y elegir bien qué ofertas aplicar y cuáles dejar de lado. Una oferta es buena cuando no nos obliga a gastar más de lo habitual, sino cuando nos ayuda a reducir nuestros gastos habituales. En elegir las ofertas correctas y saber cuándo dejar de lado otras, por muy interesantes y seductoras que parezcan se encuentra el truco de ahorrar con las ofertas.

Un análisis concienzudo siempre incluye una serie de preguntas que deben responderse con cabeza fría:

  • ¿Realmente me hace falta el producto o servicio que voy a comprar?
  • ¿Lo compro de forma habitual, aunque no estuviera de oferta?
  • ¿Realmente sale rentable la compra?

Hay que tener presente que lo barato sale caro. Ya sabemos por experiencia que los productos baratos suelen presentar a menudo mala calidad, algún defecto de fábrica…. Y la adicción a las ofertas es igualmente peligrosa, ya que nos lleva a comprar cosas inútiles e innecesarias. Finalmente, y sin darnos cuenta, hemos gastado más de la cuenta.

Desde hace un tiempo, las entidades financieras lanzan también alguna que otra oferta. Los bancos se encuentran en constante competición ofreciendo una serie de servicios especiales. Vale la pena echarles de vez en cuando una ojeada con un sentido analítico. Cuesta un poco de nuestro tiempo para analizarlas y entenderlas. Pero, si detectamos las ofertas buenas, aquellas que no nos obligan a realizar una inversión extraordinaria para poder aplicar el descuento, conseguiremos realmente AHORRAR CON LAS OFERTAS.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: