ahorrar

AHORRAR O GANAR DINERO

LA COMBINACIÓN IDEAL ENTRE AHORRAR O GANAR DINERO

Ahorrar o ganar dinero, ¿por cuál de los dos conceptos nos guiamos? Según el término que domine nuestra ideología, depende el éxito económico que vayamos a tener.

AHORRAR

Para poder ahorrar, evidentemente deben de existir ingresos. Según lo bajo o lo alto que sean estos últimos, se nos puede hacer fácil, cuesta arriba o prácticamente imposible. Sin embargo, el método de ahorrar está basado en una ideología a largo plazo. Veamos por qué.

El individuo ahorrador suele buscar un empleo estable y se adapta al sueldo que percibe. Calcula sus gastos, las reduce si hace falta e intenta sacar un porcentaje aunque sea pequeño para apartar una cantidad determinada todos los meses para su futuro. Es una inversión a largo plazo, cómodo y metódica.

Las personas que siguen este método, suelen ser calculadoras, pensando en los imprevistos y tienen pocas ambiciones.

GANAR DINERO

El individuo que piensa en GANAR DINERO, suele ser de espíritu inquieto. No busca un empleo, sino un trabajo que le permita cubrir todos sus gastos (ya tiene sus cuentas sacadas y las tiene muy presentes), además de permitirse algún capricho o lujo. El empleo es para acomodarse.

Sin embargo, el que piensa en ganar dinero, tiene ambiciones más allá de cubrir los gastos. Es de espíritu abierto y quiere siempre más, aprender, conocer, viajar… Arriesga mucho. Por tanto, tiene mucho que perder, pero también mucho que ganar, frente al ahorrador que es más conservador. La persona con una mentalidad abierta y volátil le hace falta mucha suerte, aparte del dinamismo y cierta inteligencia para saber reconocer dónde está su oportunidad de negocio. Y, sobre todo, debe saber tomar decisiones después de realizar un análisis de las diferentes situaciones y oportunidades que le brinda la vida. La clave está en saber aprovechar el momento oportuno.

¿Dónde está el éxito?

EL ÉXITO se genera en saber combinar ambos caracteres, unir la mentalidad conservador con las inquietudes, y sacar un término medio. No se debe quedar uno estancado en su empleo, aunque sí es cierto que debemos ser prudentes, ahorrar en cierto modo, no derrochar lo que tanto nos cuesta ganar. Pero, tampoco es bueno acallar el espíritu inquieto. No lo dejes volar de forma incontrolada, pero escucha a tu instinto y analiza las posibilidades y las oportunidades.

A nadie le gusta ser esclavo del empleo ni del dinero. Todos deseamos cierta libertad económica. Si somos capaces de encontrar el término medio entre ahorrar o ganar dinero, entre ambos caracteres, obtendremos el éxito que nos merecemos a través de la combinación ideal.

ahorrar

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: