Ahorrar en enero es posible si te lo propones. Olvídate de la cuesta de enero, de los telediarios que anuncian subidas de precios, de tus amistades y familiares que no hablan de otra cosa que no sea de la cuesta de enero y de la crisis que no cesa. No puedes ahorrar si no eres positiva y, para ser positiva, tienes que apartar de tu lado las informaciones que te hunden. Los pesimistas deben estar lejos de una para que puedas ser feliz.

Una persona feliz, positiva, puede ahorrar en enero y en cualquier mes del año. Coge tus ingresos y aparta ese 10% destinado al ahorro. Si no puede ser un 10% la cantidad destinada al ahorro, que sea menos, pero no bajes del 5%. Te aseguro que llegarás a fin de mes perfectamente igual que si no apartas ese dinero destinado al ahorro. Tanto da tener 1000 euros para gastar que tener 950 euros. La diferencia está que si destinas 950 a tus gastos en vez de los 1000 euros de tu sueldo está en que has ahorrado 50 euros.

Ahorrar en enero también se consigue poniendo mentalidad ahorradora. Yo salgo de casa pensando en ahorrar. Así, cuando voy pensando en mis compras habituales, descartó la mitad. ¿Compro otro paquete de pañuelos? No, pienso, metiendo medio paquetito en el bolsillo puedo pasar otro día sin comprar el paquete de 10 paquetitos. ¿Compro un kilo de filetes? No, con medio kilo me arreglo porque haré unos fritos de tiras de filete más unas croquetas y prepararé esa sopa quitahambre con huevo cocido picado. Es así como una ahorra en enero y en cualquier mes.

Lo fundamental para ahorrar es pensar en ahorrar. Pon mentalidad ahorradora y no gastarás tanto dinero como sueles gastar. La cuesta de enero será menos cuesta cuando piensas en vivir con menos. ¿Es imposible? No. Yo lo consigo. Ahorrar en enero para mí no es un imposible. Es una realidad.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: