¿Ahorrar al comprar Carnes y Lácteos rebajados? 

 

Comprar inteligentemente no sólo resulta útil, sino que más necesario cada vez. 

Independientemente de la compra que acostumbremos a hacer en relación a la alimentación, es posible sacarle partido a la desventaja que presentan algunos consumibles: los perecederos

 

Podríamos hablar de lácteos, carnes, frutas, pescados...

La inconveniencia para ahorrar que presentan es que la mayoría no se pueden comprar de una vez para que se mantengan frescos todo el mes. Se tienen que consumir a los días de comprarlos. Entonces, ¿cómo se puede aprovechar ésa dificultad añadida a la compra y AHORRAR en un momento en el que no se puede tener el lujo de que se estropee algo de comida? 

Es sencillo, la ventaja que tienen es que resultan igual de perecederos en la tienda o el supermercado que en casa. Por ello, hay quien intenta aprovechar este hecho para ahorrar de vez en cuando un buen dinero (comiendo incluso de capricho).

Lo que se necesita para ello es capacidad de adaptación a fin de escoger entre las opciones disponibles.

 

Algunas maneras de ahorrar al comprar son:

 

 - Ir al mercado casi a última hora, antes de que se agoten todas las existencias. De este modo es muy probable que, con el fin de acabar con todo el género, los vendedores presenten interesantes ofertas.

- En algunos supermercados marcan la productos unos días antes que se caduquen con un descuento especial. Depende del supermercado se pueden encontrar DESCUENTOS del 30% al 50%. Estos descuentos se aplican a los productos pocos días antes de que caduquen. Si se quiere aprovechar esta actividad que cada vez más supermercados están llevando a cabo, hay que tener presente que a veces esos productos pueden ser de un surtido más caro, por lo que siempre se tiene que comprobar que sale a cuenta

- Zona ahorro o a granel. En algunas tiendas y supermercados encontramos zonas similares, que dicen ofrecer productos a bajo precio. En estas secciones se pueden encontrar verdaderas gangas. Aún así, a veces la calidad de algunos productos deja que desear. En otras ocasiones, el producto no sale tan a cuenta como podría parecer. Por todo ello, se tiene que seguir comparando y, de vez en cuando, arriesgarse con alguna opción. Puede sorprendernos al bajo precio que se puede encontrar buena calidad

A última hora, es posible ahorrar en la compra en los mercados que acostumbran a ofrecer descuentos considerables en sus productos frescos.

Para hacer una compra con la que logres ahorrar adquiriendo cantidad y cantidad, hay que recordar que:

 

* La calidad NO siempre es proporcional al precio. Lo más caro no tiene por qué ser lo mejor.

* Se puede encontrar muy buena calidad en marcas que pueden resultar completas desconocidas. Hay productos muy buenos de marcas que no se conocen.

 

Sí, para hacer una compra inteligente a veces es necesario romper los esquemas ya predeterminados. Pero el resultado puede ser más que satisfactorio.

 

IMPORTANTE: Pese a que este artículo habla en relación a alimentos perecederos, existen diversas maneras de preservarlos en casa. Por ejemplo, alimentos como la carne se pueden congelar y consumir más adelante.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: