Ahorrar en la cuesta de enero es posible si pones en tu cabecita mentalidad ahorro. Se trata de pensar fríamente antes de dejarte llevar por esos grandes carteles que anuncian las tentadoras rebajas en los escaparates de las tiendas o anuncian ofertas de tres por dos o con descuentos en la segunda unidad en los supermercados de este país nuestro. Piensa en ahorrar antes de pensar en gastar. La mentalidad de ahorro te aleja de la tentación que tenemos todos a gastar.

Para iniciar tu proceso de ahorro en la cuesta de enero debes hacer una lista de cosas prescindibles. Vas anotando esas cosas que compras y podías pasar sin ellas, echas cuentas y esa cifra que sale de tus cuentas anima un montón a ahorrar. Te das cuenta de que estás regalando el dinero que tanto trabajo te cuesta ganar.

No te vendrán mal algunos consejos para ahorrar. Por eso te ofrezco tres consejos totalmente gratis:
-Ahorra energía. ¿Cómo te preguntas? Pues lava la ropa más fácil de lavar a mano, mira menos esta televisión que te hace perder tiempo, no planches toda la colada y come en casa.
-No compres ropa. Recuerda que las rebajas también existen en febrero. Abre tu armario y busca en ese fondo de armario que tienes olvidado prendas que merecen una segunda vida.
-No invites a nadie a tu casa. Estamos en enero y mereces un descanso después de tanta fiesta, tanta suegra, tanta cuñada y tanta hermana llorona.

Siguiendo mis sabios consejos conseguirás ahorrar un buen dinerito a final de mes. Ahorrar en la cuesta de enero es posible. Te lo dice una experta.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: