El post de hoy va dedicado a la inmensa mayoría de personas que alguna vez se han preguntado: "¿qué podría hacer yo para consumir menos combustible en el coche? Lo cierto es que el petróleo se ha convertido en un alimento de primera necesidad; un coste fijo para muchos de nosotros que tenemos que aprender a optimizar. La creencia extendida que una conducción eficiente es sinónimo de conducir a velocidad de tortugas es una epidemia que con artículos como este, tenemos que tratar de curar. Voy a dar algunos consejos para evitar que se rellene el depósito cuantas menos veces mejor; y creerme: funciona!

- NEUMÁTICOS: La primera idea de todas, es tan obvia, que casi nunca se lleva a la práctica; consiste en mantener una presión adecuada de los neumáticos. Normalmente, es las estaciones de servicio -a parte de cobrarte un euro por darte servicio de aire comprimido-, te suelen presentar una tabla dónde puedes ver la presión aconsejada para tu marca y modelo de vehículo. Utilizando el símil ciclista, ¿habéis visto a algún ciclista pedaleando con las ruedas deshinchadas? No! No por que ello supone hacer más esfuerzo. Y claro, el esfuerzo cuando recae sobre tus propias piernas se nota más que apretando el simple pedal del acelerador... Es fácil de entender, aunque en ambos casos se trate de temas de pedales. Una presión inadecuada puede aumentar el consumo de combustible de vehículo entre un 3 y un 7%.

- VENTANILLA vs AIRE ACONDICIONADO: Cuando hablamos de climatización (en cualquier ámbito), estamos indirectamente hablando de confort; y cuando hablamos de confort, debemos ser conscientes que éste sólo es unánime cuando el número de personas que tienen que ser climatizadas no es superior a la unidad. Quiero decir, que es un tema muy delicado y del que siempre tendrán que estar unos a disgusto, para que otros disfruten de un excelente estado térmico. Personalmente, tanto en el vehículo como en el domicilio, no me gusta el aire acondicionado, prefiriendo ventilación natural o forzada (ventiladores). El aire acondicionado supone un 7% extra del consumo de combustible. Se habla de que a partir de 100-120 km/h, la resistencia a la aerodinámica que ofrecen las ventanillas bajadas, es superior a este 7%, y que por lo tanto, energéticamente interesa encender la climatización. Si tenéis los mismos problemas que yo, un buen consejo para ahorrar y reducir la penalización que supone bajar las ventanillas, es bajar las de un mismo lado, es decir, las dos del lado de piloto o las dos del lado del copiloto; así se crea una vena de aire que no ofrece tanta resistencia al avance del vehículo.

- VISTA A 200M: Yo siempre digo que uno de los mejores consejos de eficiencia energética en la conducción, es levantar la vista más allá de 200 metros. Ver qué está pasando o va a pasar, nos ayudará a tomar una decisión más adecuada energéticamente: no acelerar, no frenar, reducir, un cambio de carril, etc... Si vemos que una secuencia de semáforos se está poniendo en rojo, pierde sentido seguir acelerando, puesto que voy a tener que frenar (con el consiguiente consumo de pastillas de freno y combustible); al igual pasaría si vemos que nos aproximamos a una rotonda, pierde sentido seguir acelerando.

- CAMBIO DE MARCHA: En los vehículos diesel, se aconseja cambiar de marcha entre las1.500 - 2.000 rpm; mientras que en los vehículos de gasolina, habría que hacerlo entre las 2.000-2.500 rpm. Otro consejo, a la inversa, consiste en la reducción adecuada de marcha; NO ES NECESARIO REDUCIR MARCHA A MARCHA, de hecho lo conveniente está en circular en marchas largas, e ir reduciendo de dos en dos (o incluso en escalones de 3 marchas) hasta las revoluciones adecuadas.

- PUNTO MUERTO: Otro de los mitos más extendidos es el de creer que en punto muerto se consume menos. Acercarse a un semáforo en rojo, poner punto muerto y dejarnos llevar, bajo la creencia que estamos gastando menos (o nada) de combustible. ERROOOOOR! La explicación es sencilla; con una marcha engranada, las ruedas están girando y el motor sigue girando bajo la inercia y velocidad cinética del coche. Si des-engranamos (es decir, si ponemos el punto muerto), el motor requiere de un aporte de combustible (entre 0,5-1,5 litros /100 km) para seguir en marcha. Por eso, es recomendable dejarnos llevar -cuando estamos bajando un puerto, cuando vamos a parar en un semáforo lejano, ...- con marchas largas e ir reduciendo (según los consejos del punto anterior).

- PESO: Muchos de nosotros seguro que hemos utilizado el coche alguna vez como trastero. Bien, volviendo al símil ciclista: ¿conocéis algún ciclista que lleve peso en exceso, por amor al arte? ¿A que no? Pues el coche sucede lo mismo. No llevéis peso en vano, el consumo (bolsillo) de vuestro vehículo lo agradecerá.

Estos consejos no os van a hacer ahorrar 10 ó 12 € por depósito. Son consejos y hábitos que funcionan al igual que las economías de escala, muy poco ahorro, que a muy largo plazo dan como resultado un montante realmente interesante. Os animo a probarlo, y a que comentéis la experiencia.

Saludos!

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: