AHORRAR EN AGUA es posible y para ello, tan sólo hay que conocer una serie de trucos. No obstante, para poder aprovechar la utilidad de estos truccos, debes saber el cómo y por qué necesita cambiar tu manera de pensar, es decir, que no sea tan sólo el ahorrar dinero sino que también conocer el porqué necesitamos del agua y que de esta necesidad no todos pueden decir lo mismo.

Antes de la ducha, en muchas ocasiones, se deja correr el agua para que esta salga caliente y es ahí donde dependiendo del número de miembros en la casa desperdiciamos más agua, estamos hablando de entre 10 y 20 litros al día. Cada ve que dejamos correr el agua de la ducha, esta hasta que sale caliente ha tirado por el desagüe entre 5 y 8 litros. Estos 5 u 8 litros, antes de desperdiciarlos, los podemos recoger en una botella y utilizarlos para fregar el suelo, la terraza,..., o bien, para regar las plantas. Parecen pocos litros de agua, pero dependiendo del número de miembros en la casa y el número de duchas al día, estamos hablando de unos cuantos y si no haz las cuentas de lo que te sale al mes.

Otro punto de desperdicio de agua es cuando dejamos correr el agua del grifo mientras nos enjabonamos las manos y es que si lo cerramos mientras, podemos ahorrar entre 1 y 2 litros. Además, si el grifo dispone de difusor mejor pues ahorraremos medio litro más.

En cuanto a otro lugar donde en muchas ocasiones no se conoce muy bien el cuánto derrochamos de agua es en la cisterna, pues son muchos los que tras tirar un papel aprietan el botón, o bien, no disponen del doble botón para según qué poder presionar uno u otro y ahorrar en agua. Por cierto, si deseas ahorrar agua aquí lo mejor es meter una botella de litro y medio en el depósito y así cada vez que se tire de la cisterna se ha ahorrado esa cuantía de agua.

Espero que estos pequeños trucos sean de utilidad y que además de ahorrar cada uno pueda disfrutar de este bien tan preciado como es el agua.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: