fotografia

Brotan de manantiales y son sanas de origen y su calidad depende del equilibrio y conjunto de minerales que contenga. No deben tener tratamiento químico y ser de origen bacteriológicamente sano. El contenido de sustancias disueltas en el agua mineral depende del recorrido que esta hace antes de ser embotellada. Las que proceden de capas profundas contienen más cantidad de minerales y las que discurren por zonas con piedras calcáreas suelen arrastrar sales de magnesio y calcio.

fotografia

Alguna sustancias que aparecen en algunas aguas minerales como el cloruro o el sodio hacen que estas presenten un ligero sabor salado y los sulfatos le dan un cierto sabor amargo. Antiguamente la gente viajaba a las fuentes de agua mineral "a tomar las aguas" o abastecerse con garrafas para el uso diario, pero en la actualidad esta actividad se ha ido perdiendo. Las aguas minerales han sido embotelladas y existen gran cantidad de marcas comerciales que se venden en el mercado.

fotografia

fotografia

fotografia

Las aguas minerales comercializadas se clasifican según su contenido mineral por lo que hay que mirar su composición para saber la que más nos conviene así por ejemplo la que contiene más calcio van muy bien para fortalecer los huesos, la que contiene hierro ayuda a oxigenar las células, la que contiene magnesio produce relajación muscular, etc. Por ello es conveniente leer la etiqueta de las botellas para saber que clase de agua tomamos en contra de la idea que tienen muchas personas de que todas las aguas minerales son iguales. El agua embotellada es en principio un artículo de lujo y muchas empresas que la comercializan suelen presentar cada vez más, modelos de diseño y sofisticadas.

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: