agua para la piel

AGUA BELLEZA PARA LA PIEL.

PARA TENER UNA PIEL BELLA ES NECESARIO RESTAURAR A DIARIO LA HUMECTACIÓN NATURAL MEDIANTE UNA CORRECTA NUTRICIÓN Y EL USO DE PRODUCTOS ESPECIALES PARA ELLO.

La belleza siempre va de adentro hacia fuera. Para mantener una piel sana y con buena apariencia hay que tener muchos cuidados desde adentro y otros desde fuera. El trasnocho, el cigarrillo, la falta de frutas y verduras, la falta de agua y los tragos de más son los hábitos que más hacen estragos en la piel.

Recuerda que para mantener la piel totalmente sana debes de tener una rutina de cuidados como: Una buena limpieza, una óptima hidratación, el uso diario de un buen protector solar, recuerda que después que tu piel se dañe, no habrá cirugía plástica que repare el daño ocasionado en esta.

La sustancia más importante para que tu piel conserve todas sus propiedades naturales, sobre todo su elasticidad es el “AGUA”Este precioso líquido es vital en cada una de las funciones del cuerpo. En una piel joven la concentración de agua en la capa superior oscila entre un 10 y 20 por ciento, pero si no tienen los cuidados que mencione anteriormente el agua se evapora muy rápido, resecando la piel hasta llevarla a la descamación y por consiguiente se arrugará más rápido o con mayor facilidad.

Otra sustancia importante para la hidratación de nuestra piel son: EL ÁCIDO HIALURÓNICO, estos se encuentran en los espacios intercelulares de las capas que lo componen y las acuaporinas que son unas proteínas que forman los canales de agua en las membranas celulares para que haya una adecuada distribución de agua en la piel.

Si no hay suficiente agua en nuestro organismo los primeros signos en aparecer son: Aspereza, sensación de tirantez, descamación, rasquiña, irritabilidad. Con el tiempo la deshidratación deja ver las arrugas, surcos profundos etc. etc.…

HIDRATAR TIENE SU CIENCIA…

Tomar abundante agua mantiene nuestra piel con una óptima hidratación, sin embargo, al ser el líquido el que activa todas las funciones bioquímicas del cuerpo, es necesario tomarlo en cantidades suficientes para mantener una piel totalmente sana. También debemos complementar con una crema hidratante que impida la evaporación de agua y que ayuden a restaurar el daño causado por los factores extrínsecos.

Esta crema debe tener buenos ingredientes oclusivos, humectantes y emolientes. Las cremas hidratantes se pueden utilizar en cualquier momento de la vida. Lo importante es tener en cuenta el tipo de piel que tengas para escoger la indicada. La frecuencia del uso de las cremas hidratantes depende del grado de resequedad que presentes en tu piel.

Con buenos cuidados básicos tu piel si esta maltratada puede recuperar su textura y sus características naturales. La cosmética más los hábitos de vida saludables son los mejores aliados para una piel sana y bella.

Asesoría de la Dra. Clara Inés Ortiz. (Dermatóloga).

agua para la piel

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: