El que fuera teniente de la policía de Nueva York, Vincent D’Agosta, es ahora sargento de la policía de un pueblo de veraneo. El asesinato con tintes sobrenaturales de un crítico de arte en su casa de la playa, donde se encuentra a PENDERGAST que también esta de vacaciones junto a Constance. Esta es la trama de la mano del diablo de Preston y Child.

Lo singular del asesinato hace que Pendergast se interese por el mismo, y con la ayuda de  D’agosta, al que nombra enlace de la policía de Southampton  con el FBI, al asumir la investigación de este asesinato.

Entre las últimas personas que estuvieron con el asesinado se encuentra el conde Fosco un curioso noble italiano.

Mientras siguen con la investigación un segundo asesinato con las mismas características sucede en pleno Manhattan.

El asesinado es un productor musical con el que la primera víctima se puso en contacto antes de su muerte. Y dos los se pusieron en contacto con un empresario de dudosa reputación: Bullard.

Bullard bien podría ser el asesino o el próximo amenazado, pero su no colaboración con Pendergast y D’Agosta lo convierte en el principal sospechoso.

Tanto Pendergast como D’Agosta sospechan de una relación entre los asesinados y Bullard, aun cuando no pueden establecer la naturaleza de la misma.

La huida de Bullard a Italia hace que Pendergast acompañado de D’Agosta le sigan hasta este lugar, pero no pueden evitar su asesinato.

Pendergast tiene la sospecha de que estos crímenes a pesar de su puesta en escena no tienen nada que ver con el diablo, ni fuerzas sobrenaturales, sino con algo más terrenal.

La desaparición y recuperación de un Stradivarius legendario, que les lleva al conde Fosco y su familia, dueños del violín, aunque se solía prestar a intérpretes de prestigio.

La sospecha cada vez mas cierta de la implicación del conde Fosco, les lleva a su castillo en la Toscana.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: