Cómo afecta la tecnología al trabajo y la salud?

TIC: trabajo y salud?

Las nuevas formas de trabajo,caracterizadas por la flexibilidad, la intensidad en conocimiento y el uso de las tecnologías digitales, afectan a los trabajadores de forma individual. Con el trabajo en red el trabajador adquiere el compromiso de satisfacer las demandas de trabajo según unas condiciones prefijadas en las cuales el horario y la jornada laboral pierden significación.

La transformación de la familia forma parte de la transformación de la estructura del trabajo y del mercado laboral. Con la intensificación de la competencia global y una visión del mundo más globalizada, el tiempo adquiere más importancia. Una estructura laboral más flexible afecta a la vida familiar de manera positiva y negativa. Las jóvenes de hoy en día quieren una vida que incluya el trabajo remunerado y la realización profesional. Quedarse en casa a cuidar de los niños no es suficiente. La flexibilidad de los mercados laborales tiene el efecto positivo de permitir a hombres y mujeres más posibilidades para combinar sus deseos de trabajar. En el lado negativo, la flexibilidad laboral, al ser muy sensible al tiempo, aumenta la presión sobre los trabajadores porque estén disponibles para trabajar cuando se los necesita.

Los países desarrollados se están convirtiendo rápidamente en sociedades de conocimiento en las que las capacidades comunicativas, cooperativas y cognitivas, más que las materias primas, la fuerza humana y las máquinas, constituyen la base para la producción de riqueza. Como el conocimiento es más importante en el trabajo, y la identidad de las mujeres también se asocia más a la capacidad para obtener ingresos, la formación de familias (incluyendo la edad de matrimonio, el número de hijos y el momento en que se tienen), se determina cada vez más por la pauta de adquisición de conocimiento, al igual que el recorrido del desarrollo profesional y formación de la carrera profesional. La calidad de vida familiar se calibrará cada vez más por las oportunidades que ofrezca para el aprendizaje de los adultos y por la capacidad de los adultos de la familia para proporcionar oportunidades de aprendizaje a sus hijos.

El tecnoestrés es una enfermedad causada por una falta de habilidad o incompetencia de los usuarios, o, como dice otra definición, estrés derivado de la introducción de nuevas tecnologías en el trabajo. Sus consecuencias: quejas psicosomáticas como por ejemplo, sueño, dolor de cabeza, trastornos gastrointestinales, absentismo, reducción del volumen de trabajo realizado sobre todo debido al no uso o mal uso o abuso de las TIC en el puesto de trabajo. A la larga el tecnoestrés podría acabar desarrollando también burnout.

También se debe tener en cuenta que el uso del ordenador es más común en personas con educación superior, por lo tanto, el cambio tecnológico podría ir a favor de los trabajadores altamente calificados, y empeorar las condiciones de los trabajadores con menos calificación.

Para evitar la polarización del mercado de trabajo se tendría que poner más atención a las condiciones y organización del trabajo en general y usuarios en particular, mejorar la autonomía en el puesto de trabajo, y sobre todo, aumentar el nivel de formación. Es muy importante de cara a nuestro futuro como país que tiene que superar una importante crisis financiera y política, con una tasa de paro tan elevada, que el nivel de formación de los trabajadores esté a la altura del nivel de implantación de las TIC en las empresas y puestos de trabajo que demanden trabajadores calificados en la economía del conocimiento.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: